¿Qué es la melatonina y en qué te afecta?

Mar 24, 2019 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

La melatonina o N-acetil-5-metoxitriptamina es una hormona producida de forma natural. Pueden producirla seres humanos, animales, vegetales y hongos, en concentraciones variables conforme el ciclo diurno o nocturno.

Esta hormona se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo y se sintetiza mediante un aminoácido esencial llamado Triptófano. Gracias al triptófano nuestro cuerpo transforma la serotonina en melatonina. Esto se produce a través de la glándula pineal o conarium situada en la base de nuestro cerebro.

¿Qué hace la melatonina y cómo me afecta?

 

La principal función de la melatonina es la regulación de nuestro ritmo circadiano de sueño-vigilia. Para ello, su secreción varía según la estimulación lumínica (solar o de otras fuentes) que reciba nuestro cuerpo. Cuando los estímulos de luz son bajos o inexistentes, la secreción aumenta.

La melatonina te afecta en la regulación de tu ritmo circadiano de sueño-vigilia

Además de esta popular función, la melatonina presenta otras cualidades menos conocidas como estimular la secreción de somatotropina. Esta hormona, también conocida como hormona del crecimiento, es importante para el correcto desarrollo de los más pequeños. La melatonina también ayuda a modular la producción de gonadotropinas como los estrógenos y la progesterona. Estas hormonas, relacionadas con el ciclo sexual, se encargan del desarrollo y correcto funcionamiento de ovarios y testículos.

Del mismo modo, la melatonina parece intervenir en la regulación del apetito y actúa como antioxidante. Es vital para combatir los radicales libres generados tras el metabolismo proteico relacionados con el envejecimiento de nuestro cuerpo. Por último, la melatonina mejora el funcionamiento del sistema inmunológico. Es de ayuda vital a la hora de prevenir infecciones y aumentando las defensas naturales de nuestro organismo.

Qué alimentos contienen melatonina

¿Por qué te falta melatonina?

 

Son numerosas las causas que pueden provocar un déficit de melatonina en seres humanos. Sin embargo, la causa de falta de melatonina más frecuente es la contaminación lumínica de nuestras ciudades. Puede faltarte melatonina por un insuficiente triptófano, trastornos para producir serotonina o alteraciones en la glándula pineal.

Como hemos comentado anteriormente, la producción de melatonina se ve afectada por la cantidad de luz que recibimos. Por ello, el ciclo de producción de esta hormona se ve retrasado debido a la brutal iluminación que presentan nucestras ciudades y casas. Las farolas, las tiendas, los coches, la televisión, el móvil y etcétera. Todos ellos focos de luz que bloquean la producción de melatonina y nos dificultan posteriormente conciliar el sueño.

Generar melatonina en menor cantidad y más tarde del ciclo habitual es lo que desajusta el ciclo sueño-vigilia. Esto produce alteraciones en la sincronización y funcionamiento de todo nuestro organismo.

¿Cómo tomar e incorporar melatonina a tu cuerpo?

 

A pesar de conocer su propiedad, la melatonina no es habitual en el tratamiento de los trastornos del sueño. Esto es debido a que escasean los ensayos clínicos que demuestren su utilidad. Actualmente se desconocen los efectos secundarios que podría ejercer sobre el organismo debido a sus otras muchas funciones hormonales.

La forma más natural y sana de aumentar nuestra producción de melatonina es evitar fuentes de luz intensa durante las últimas horas del día. Por ejemplo, mediante la lectura bajo una luz tenue a última hora de la tarde evitando ver la televisión o utilizar el móvil.