Qué colchones usan las camas nido

Sep 2, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Las camas nido son una gran opción para solventar los problemas de espacio en las habitaciones de tamaño reducido. Así, resultan especialmente apropiadas en los dormitorios infantiles y juveniles por la versatilidad que ofrecen sus prestaciones.

Además, sirven para tener una cama supletoria que siempre nos puede sacar de cualquier apuro ante una visita inesperada. Los cuartos de los jóvenes de la casa son el espacio privado en el que disfrutan de su tiempo de ocio. Por eso les encanta invitar de vez en cuando a compañeros o amigos a dormir en casa.

A pesar de que sean camas que no se utilizan habitualmente, es conveniente que los colchones que utilicemos en ellas tengan un mínimo de calidad para que su uso sea duradero. Por suerte, en la actualidad podemos encontrar colchones que no se limitan al simple y tradicional relleno de espuma.

Si estás pensando en hacerte con una cama nido, te damos algunas ideas para que puedas elegir los colchones que usan las camas nido. Las innovaciones que se van produciendo en el ámbito del descanso sorprenden por su funcionalidad. ¿Quieres comprobarlo?

Qué colchones usan las camas nido

En los catálogos de camas nido podemos encontrar diferentes estructuras. En la parte superior de las camas nido se puede incorporar cualquier tipo de colchón. Por ejemplo, viscoelásticos, de latex o de muelles ensacados. Las medidas de tamaño estándar suelen acoplar sin problemas en la parte superior de estas camas. Por lo tanto, solo tendrás que decidir el uso que vayas a darle y decantarte por una mayor o menor prestación del colchón.

Sin embargo, en la cama inferior, es conveniente seguir las instrucciones del fabricante en base a las medidas del modelo. Así, por lo general, el espacio para los colchones inferiores de las camas nido cuentan aproximadamente con un máximo de 20 cm de altura.

No obstante, en el mercado existen diseños que permiten elevar la cama inferior a la misma altura que la superior. En estos casos, es conveniente que el grosor del colchón superior sea idéntico al de la cama inferior para que al desplegarla queden en un mismo plano de altura.

Este tipo de estructuras permiten disponer de una cama individual o de una cama doble según las necesidades de cada momento. Aunque suelen ser más voluminosas, también es cierto que sus prestaciones son superiores a las de las tradicionales camas nido

En cualquiera de los casos, los acabados de las camas inferiores permiten extraerlas y guardarlas fácilmente. Gracias a sus diseños ergonómicos que incorporan ruedas y patas extensibles pueden recogerse por las mañanas sin problemas.

Ventajas de las camas nido

Actualmente, las camas nido presentan unos acabados que coordinan con cualquier tipo de decoración que tenga la habitación. La variedad de diseños, texturas y colores de sus tapizados permiten utilizarlas por el día a modo de sofá y por la noche como una cama tradicional.

Puedes dar un aire diferente a la habitación colocando cojines rectangulares en los respaldos y en forma de cilindro en los laterales de la estructura. De esa manera, obtendremos un aspecto recogido y evitaremos las típicas camas deshechas en las que los niños saltan y juegan continuamente.

Además, al quedar el lateral pegado a la pared, queda más espacio para realizar otro tipo de actividades. Incluso para segundas residencias son una estupenda idea para usar a modo de sofá en los salones de dimensiones reducidas.

En Maxcolchon te ofrecemos la posibilidad de pasarte por nuestras tiendas y comprobar la funcionalidad de este tipo de camas. Tienes diferentes opciones para elegir entre las medidas de 90 o 105 cm. de ancho. Además, puedes coordinar las texturas y el colorido de los acabados con los textiles de la habitación. ¡Echa un vistazo y comprueba el resultado de la fusión entre la comodidad y la utilidad!