La cerveza, ¿una bebida saludable?

Ago 6, 2021 | ALIMENTACION, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

¿Eres de esas personas a las que les gusta disfrutar de una buena cerveza cuando termina de trabajar? O quizá seas más de esas que prefieren tomarla a mediodía antes de una buena comida. En cualquier caso, si te consideras un amante de la cerveza, quizá te preguntes si esta es considerada como una bebida saludable.

Y es que, durante mucho tiempo, la cerveza ha sido considerada como la culpable de esa conocida como “barriga cervecera”, pero, ¿es esto realmente cierto? ¿Resulta la cerveza una bebida tan nociva para la salud? ¿Nos hace engordar?

 ¿Es la cerveza una bebida saludable?

Todas estas preguntas han sido respondidas por la ciencia en los últimos años. Y, al contrario de lo que podíamos pensar, la cerveza no resulta una bebida tan nociva como pensábamos.

Así lo confirma un estudio llevado a cabo por varias instituciones, tal como afirma la Fundación Española del Corazón. Este concluyó que el consumo moderado de cerveza tiene efectos positivos en lo que a la evitación de enfermedades cardiovasculares se refiere.

Esta investigación contó más de mil participantes con un riesgo vascular elevado, y analizó la relación existente entre la dieta, la actividad física, los factores de riesgo cardiovascular y el consumo moderado de cerveza.

El estudio determinó que, según sus investigadores, aquellas personas que acostumbraban a consumir cerveza moderadamente de forma habitual presentaban una menor incidencia de hipertensión y diabetes mellitus, así como unas cifras de colesterol HDL (bueno) mayores que aquellas personas que no acostumbraban a beber cerveza. Parece, pues, que la cerveza podría considerarse incluso una bebida saludable.

Contiene nutrientes

Otra de las razones por las que parece que la cerveza podría considerarse como un alimento saludable es gracias a sus propiedades nutricionales. Según el Centro de Información Cerveza y Salud, entre estas podríamos encontrar:

  • Proteínas.
  • Minerales como el silicio, fósforo, sodio y potasio.
  • Ácido fólico.
  • Vitaminas del grupo B (riboflavina, piridoxina y niacina) y foltos. Contiene también lúpulo, que a su vez contiene polifenoles (flavonoides) con propiedades antioxidantes y que tienen efectos beneficiosos sobre el riesgo cardiovascular y el envejecimiento.
  • El aporte calórico puede variar según su contenido en hidratos de carbono y los distintos tipos de cerveza. Este suele rondar las 45 kcal cada 100 mililitros de cerveza tradicional y las 17 kcal cada 100 mililitos en la cerveza sin alcohol.

Beneficios en la salud ósea

En lo que al consumo moderado de cerveza respecta, también parece que existen beneficios para la salud ósea. En concreto, según un estudio publicado en la revista Nutrición Hospitalaria, el consumo de alcohol de forma regular moderada está relacionado con una mejor densidad ósea en comparación con la abstinencia, tanto en hombres como en mujeres.

Tal como señala esta investigación, podría ser la fracción polifenólica, así como los flavonoides y el contenidos de silicio de la cerveza los que explicasen los efectos positivos encontrados en el metaboismo óseo.

El consumo moderado de cerveza para una mejor salud cardiovascular

Tal como indica la investigación nombrada anteriormente, el consumo bajo y moderado de alcohol se ha relacionado con una reducción de la mortalidad y morbilidad de enfermedades cardiovasculares (CV).

En concreto, en lo que al consumo moderado de cerveza respecta, varios estudios epidemiológicos han revelado que podrían proteger de las enfermedades coronarias, isquémicas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades arteriales periféricas e insuficiencia cardíaca congestiva.

Efectos inmunológicos de la ingesta de cerveza

La investigación anterior también apunta a una relación entre la ingesta de bebidas fermentadas en forma moderada y niveles más bajos de biomarcadores inflamatorios, principalmente atribuidos al contenido de polifenoles, antioxidantes, vitaminas y alcohol.

Como ves, son muchos los efectos positivos que la cerveza puede traer a nuestra salud. Sin embargo, tal y como indica la investigación que comentábamos anteriormente, es muy importante resaltar que la cantidad moderada de cerveza debe consumirse dentro de un estilo de vida adecuado para evitar posibles riesgos de desarrollar enfermedades no transmisibles, las cuales son cada vez más frecuentes.

Cómo consumir cerveza de manera saludable

El consumo de cerveza debe hacerse de forma moderada. Aunque cada persona puede tener un máximo de ingesta recomendada según su condición, es importante que esta bebida no se utilice para calmar la sed, tal como indica la Fundación Española del Corazón.

Así, podemos consumir cerveza de forma puntual y dentro de una dieta equilibrada para poder beneficiarnos de sus propiedades. Y recuerda: ¡consulta siempre con tu médico si necesitas información profesional!