Hormigueo en las manos al despertar

Ene 24, 2021 | TE INFORMAMOS

Es muy probable que hayas sentido alguna vez un leve hormigueo en las manos o incluso en otras extremidades del cuerpo al despertarte. ¿Sabes a qué se debe esta extraña sensación de tener las manos como dormidas?

Aunque la mayoría de personas suele pensar que se debe al hecho de que cuando presionamos las extremidades evitamos que la sangre fluya, no es exactamente así. En casi todos los casos se trata de un hecho puntual que desaparece cuando se le da movilidad a la extremidad afectada, pero en ocasiones puede significar otro tipo de dolencias.

Causas del hormigueo en las manos

1. Nervio comprimido

A esa sensación de adormecimiento o cosquilleo se le llama científicamente parestesia y suele manifestarse en los brazos, las manos, las piernas y los pies. Esto suele suceder cuando un nervio queda presionado o comprimido en su trayecto desde la médula espinal hasta la misma mano o extremidad. Es común experimentarlo cuando se mantiene durante un mismo tiempo una posición corporal fija, la cual presiona algún nervio.

Resulta común que este hormigueo en las manos pueda aparecer tras haber dormido varias horas con el brazo debajo del cojín, aguantando el peso de nuestra cabeza. No obstante, no hay porque preocuparse excesivamente al sentir este hormigueo al despertar. Para conseguir que la extremidad dormida vuelva a la normalidad, basta con recuperar la posición natural del cuerpo, moverla y estirarla un poco.

2. Síndrome del túnel carpiano

Cuando esta sensación de hormigueo se convierte en algo habitual y demasiado frecuente, es importante acudir al médico hasta dar con la causa. Una de las más frecuentes puede ser la presión del nervio mediano a la altura de la muñeca, conocida como el síndrome del túnel carpiano, un estrecho canal que une la muñeca con la mano.

Este síndrome puede resultar molesto y se caracteriza por provocar un adormecimiento en algunos de los dedos de la mano, generalmente en pulgar, índice y corazón. Aunque también puede manifestarse en el nervio a la altura del codo, provocando hormigueos en los dedos meñique y anular.

Según explica en una entrevista el doctor Luis Sanz, jefe del servicio de traumatología del Hospital Universitario de Torrejón, los síntomas de hormigueo en las extremidades se producen con más frecuencia por la noche. Y es que el estar tumbados puede producirse una hinchazón en las manos debido a la retención de líquidos que se colapsan en el estrecho canal del túnel carpiano.

Motivos derivados por problemas de salud

Por otro lado, existen algunas enfermedades que pueden causar daños en los nervios, los encargados de enviar señales al cerebro y la médula espinal. Además, algunas las provocan el abuso de sustancias como el alcohol, el tabaco o ciertos fármacos.

Algunas de las enfermedades que pueden producir que se duerman las manos o los pies son la esclerosis múltiple, las lesiones de tipo tumoral, hernias discales y neuropatías periféricas producidas cuando los nervios periféricos no funcionan correctamente. Además, una diabetes no diagnosticada ni controlada puede provocar alteraciones y lesiones en los nervios que se manifiestan con hormigueo y entumecimiento de las extremidades.

¿Cómo evitar la sensación de hormigueo en las manos?

Aunque no existe un remedio infalible como tal, sí existen ciertos hábitos y rutinas que podemos llevar a cabo para reducir la presencia de estos hormigueos musculares:

  • No usar ropa ni calzado demasiado ajustada o ceñida.
  • El déficit de hierro y vitamina B12 puede relacionarse con el hormigueo en las extremidades. Por ello, es importante mantener una alimentación saludable y equilibrada consumiendo huevos, leche, nueces, guisantes, frijoles y vegetales de hoja verde entre muchos otros alimentos.
  • Reducir el uso de smartphones, tabletas y portátiles, ya que pueden provocarnos dolencias musculares.
  • Evitar el sedentarismo y realizar ejercicio físico frecuentemente.
  • Contar con un buen equipo de descanso que se adapte a nuestras características físicas y nuestros hábitos de sueño. Existen colchones fabricados en distintos materiales (látex, viscoelásticos, muelles ensacados…) al igual que distintos modelos de almohadas diseñadas para cada tipo de durmiente.

Para concluir, es importante acudir a un especialista cuando el hormigueo en las manos u otras extremidades se convierte en algo demasiado frecuente. Nuestro cuerpo podría estar dándonos señales de que algo le ocurre o de que sufrimos alguna patología.