¿Por qué me despierto con la mano dormida y cómo es posible evitarlo?

Jun 21, 2019 | CONSEJOS, DESCANSO, PROBLEMAS FISICOS, SALUD | 4 Comentarios

Imagina la extraña situación que te describimos a continuación. Estás que te despiertas, el brazo no te responde y la mano está completamente dormida. Tu extremidad se ha convertido en una amalgama de huesos, músculos y piel insensible que no reacciona.

Si no te reconoces viviendo esta situación, eres de ese pequeño porcentaje que esquiva ese episodio desagradable e inusual. Pero al resto nos gustaría saber qué hacemos mal para que ese fenómeno se repita cada cierto tiempo. ¿Por qué a veces nos despertamos con la mano dormida?

La mano dormida al despertarse, señal de una mala postura

Los expertos aseguran que no es indicio de trastorno grave y se trataría de un tema postural. Cuando dormimos encima del brazo y de la mano se produce falta de flujo sanguíneo. Además de paralizada, la mano se encuentra gélida, lo que significa que el riego no estaba llegando correctamente. Cuando la agitamos con la otra mano la sangre empieza de nuevo a regar la zona y el brazo vuelve a su ser. Si vuelves a levantarte con la mano dormida, mantén la calma y espera un par de minutos a que la irrigación se restablezca.

La mano dormida se produce cuando al dormir, tu postura acaba presionando tu mano e impide que el riego llegue correctamente a tu mano

¿Por qué ocurre el fenómeno “de la mano dormida” fundamentalmente de noche? La respuesta es fácil. Cuando notamos que algo no funciona bien, sentimos un leve cosquilleo, cambiamos de postura para que el flujo vuelva. Y ¿siempre es la mano? Normalmente sí, ya que es un grupo muscular pequeño que fácilmente puede quedar aprisionado por el resto del cuerpo.

Levantarse con la mano dormida: ¿problemas cervicales?

En ocasiones, el entumecimiento viene provocado por la compresión de los nervios de la extremidad superior. El nervio radial recorre todo el brazo desde el hombro hasta la mano y proviene de la médula espinal. Sería como el cable que expande la señal, el impulso nervioso a todo el brazo. Por algún motivo el cable se desconecta dejando de enviar puntualmente la señal al miembro que rige.

Sin embargo, el adormecimiento de ambos brazos puede ser indicativo de problemas más graves en las vértebras cervicales, que pueden pinzar el nervio. En este caso, la sensación no se iría rápidamente al levantar o bien ocurriría en otras circunstancias. Cuando ocurre de este modo, lo ideal es consultar con un profesional en la materia. En este caso no se trataría de algo anecdótico sino de un asunto susceptible de ser valorado por un equipo médico.

despertarse con la mano dormida

Una buena almohada y un buen colchón, las claves de tu descanso

Para asegurarnos una buena higiene durante el sueño  debemos centrarnos en elegir un buen colchón y, como no, una almohada adecuada a nuestras características físicas y forma de dormir. Un colchón y una almohada preparados evitarán los problemas que se producen cuando la superficie de descanso presenta deficiencias. Y es que, en nuestra cama debemos estar lo más cómodos que nos sea posible, sin tener que dar vueltas para encontrar la postura adecuada o levantarnos con la sensación de que no hemos descansado lo suficiente.