El colchón perfecto para la salud y el bienestar

Ago 3, 2022 | PRODUCTOS, DORMITORIO | 0 Comentarios

Son muchos los tipos de colchones que podemos encontrar. Aunque podríamos considerar a los colchones de muelles y los colchones viscoelásticos de los colchones más populares y que más abundan en nuestras casas, no podemos olvidar la popularidad que los colchones de látex han ido ganando durante los últimos años, y es que se trata de un colchón perfecto para la salud.

Los colchones de látex, elaborados a partir de la salvia de los árboles de caucho, brindan todo el apoyo y el confort que necesitamos para dormir profundamente. Por no olvidar su durabilidad: sobre todo en lo que respecta a los colchones de látex natural, podemos mantener un colchón de látex en perfecto estado durante años.

El colchón de látex: el colchón perfecto para la salud

Puede que los colchones de látex todavía te resulten demasiado novedosos. Sin embargo, se trata de un material que ya lleva muchos años en la industria de los colchones, tanto en su formato 100% natural como en látex sintético, y esto es gracias a todos los beneficios que proporciona tanto en nuestro bienestar como en nuestra salud.

1. Un colchón firme pero flexible

Puede que pienses que los colchones de látex son más duros que otro tipo de colchones, sin embargo esto no es así. Al igual que los colchones de espuma viscoelástica, los colchones de látex pueden encontrarse en una amplia variedad de firmezas.

A menudo, los colchones de látex tienen una capa más firme y densa debajo de una capa más mullida, suave y flexible. La capa superior determina cuán firme se siente el colchón y cuánto se hunde a medida que el látex se adapta a nuestro cuerpo.

Para muchos durmientes, los colchones de látex presentan la firmeza justa. La espuma flexible amortigua y acuna los huesos y las articulaciones, pero bajo presión no se hunde demasiado, lo que preserva una alineación adecuada de nuestra columna.

2. Es natural y sostenible

Los colchones de látex natural son una alternativa limpia y ecológica a otro tipo de colchones. La madre naturaleza nos brinda los elementos necesarios para nuestro descanso, y estos se aúnan en un colchón de látex natural, utilizando casi únicamente materias primas.

Y es que, para hacer los colchones de látex natural, ni siquiera es necesario talar el árbol de donde se extrae: cuando se golpea correctamente, la salvia de color blanco lechoso sale con facilidad de solo un surco de un cuarto de pulgada en la corteza. Los árboles de caucho pueden vivir hasta 100 años y producir salvia cosechable durante unos 28 años.

3. Receptivo

Cuando pensamos en látex, probablemente nos imaginemos una superficie hinchable. La espuma de látex mantiene gran parte de ese rebote, por lo que es ideal para las personas que se mueven mucho mientras duermen y necesitan un colchón que responda rápidamente a la presión. El látex se contornea suavemente e inmediatamente “rebota” en su lugar cuando quitamos esa presión o el peso que se ejerce sobre este cambia.

blog 2 2

4. Temperatura neutra

Otra de las razones por las que el colchón de látex es el colchón perfecto para la salud es el hecho de que el látex es neutral a la temperatura: esto quiere decir que no absorbe el calor.

En concreto, la transpirabilidad del látex natural también permite una amplia circulación de aire, manteniendo el colchón fresco y seco.

5. Alivio de la presión y el dolor

La flexibilidad, la firmeza y la capacidad de respuesta del látex se unen para crear el mejor material para colchones que alivia la presión. La mejor manera de explicar las capacidad de presión y alivio del dolor del látex es describir cómo se adapta suavemente a nuestros cuerpos.

Y es que, al igual que otros materiales con los que se fabrican los colchones, el látex nos aporta una sensación cómoda y acogedora, que hace que, cuando nos metamos en la cama, abrace cada curva de nuestro cuerpo y responda perfectamente a la presión. De hecho, el látex reduce la tensión en los puntos de presión como pueden ser las caderas, la espalda o los hombros.

Los colchones de látex flexibles alivian los puntos de dolor desgastados y amortiguan las articulaciones que crujen. Sin embargo, el látex proporciona suficiente empuje para ayudar a la columna a mantenerse alineada. Así, la firmeza del látex resulta ideal sobre todo para personas con artritis y otras dolencias que provocan dolor. Ofrece la máxima comodidad sin permitir la desalineación de la columna.

6. Hipoalergénico

El látex natural es antifúngico y antibacteriano, lo que hace que los colchones de látex sean ideales para personas con asma, alergias y otras sensibilidades.

Además, el látex nos protege de los ácaros del polvo y los alérgenos en general, lo que nos permitirá dormir profundamente sabiendo que nuestra cama está segura y limpia.

Además, como ya te hemos mencionado, el látex es un material muy duradero, que puede acompañarnos durante años, por lo que podemos disfrutar del colchón perfecto para la salud durante mucho tiempo. ¿A qué esperas para probarlo?