Diferencias entre narcolepsia y cataplexia

May 27, 2022 | Uncategorized | 0 Comentarios

La narcolepsia es una enfermedad en la que, quienes la sufren, pueden quedarse dormidos de manera repentina en momentos inapropiados. Por su parte, la cataplexia es uno de los síntomas que caracterizan esta narcolepsia.

Ambas pueden darse sin la otra, aunque también son similares en cierta manera. Descubre a continuación cómo se caracterizan estas enfermedades y cuáles son las principales diferencias entre narcolepsia y cataplexia.

La narcolepsia, ¿qué es?

Como te comentábamos, la narcolepsia es un problema a largo plazo que hace que una persona se duerma repentinamente en momentos inapropiados. El cerebro no puede regular los patrones de sueño y vigilia como debería, lo que puede resultar en:

  • Somnolencia diurna excesiva: las personas que sufren de narcolepsia se sienten muy somnolientos durante el día y tienen dificultades para concentrarse y permanecer despiertos.
  • Ataques de sueño: quedarse dormido de repente y sin previo aviso.
  • Parálisis del sueño: incapacidad temporal para moverse o hablar al despertarse o quedarse dormido.
  • Soñar mucho y despertarse en mitad de la noche: los sueños suelen aparecer nada más dormirse o justo antes de la vigilia. Podemos hablar de alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas respectivamente en cada caso.
  • Cataplejía: es otro de los posibles síntomas que puede presentar la narcolepsia. Se trata de una pérdida temporal del control muscular que se manifiesta como debilidad y posible colapso.

¿Qué causa la narcolepsia?

Parece que la causa principal de la narcolepsia podríamos encontrarla en la falta de hipocretina, también conocida como orexina, que regula la vigilia. Tal como explica el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, la falta de hipocretina podría deberse a que el sistema inmunológico ataca por error las células que la producen o los receptores que le permiten funcionar.

Diferencias entre narcolepsia y cataplexia

Sin embargo, esto no explica todos los casos de narcolepsia, y la causa exacta muchas veces no está clara. Aún así, existen algunos desencadenantes que podrían ser los responsables de que ocurra esta enfermedad:

  • Estrés.
  • Medicamentos.
  • Cambios hormonales, que pueden darse durante la pubertad o la menopausia.
  • Infecciones u otras enfermedades.

La cataplejía o cataplexia

La cataplejía, como decíamos, hace referencia a la repentina debilidad muscular que suele darse a partir de emociones fuertes como la risa, la sorpresa o la ira. La pérdida del tono muscular que se produce puede variar desde un debilitamiento que apenas es perceptible de los músculos faciales a través de la debilidad de las rodillas, hasta un colapso total.

El habla puede verse afectada, así como la vista, pudiéndose producir visión doble e incapacidad para enfocar. Sin embargo, la conciencia y la audición suelen permanecer inalteradas.

Por lo general, los ataques de cataplejía suelen durar menos de dos minutos y pueden durar incluso simplemente unos segundos, aunque algunas personas tienen ataques repetidos de cataplejía que persisten hasta 30 minutos. Durante los ataques leves y severos, la persona permanece completamente consciente.

Relaciones y diferencias entre narcolepsia y cataplexia

Se cree que alrededor del 75% de los pacientes con narcolepsia experimentan cataplejía. Por lo general, esta no se desarrolla durante meses o incluso años tras comenzar los primeros signos de somnolencia diurna excesiva, aunque, en casos raros, esta cataplexia es el primer síntoma observado de narcolepsia.

La cataplejía puede ser más grave cuando la persona con narcolepsia está cansada en lugar de estar completamente alerta, y puede provocar ansiedad.

Además, cuando la cataplejía está presente, no suele tratarse de un síntoma aislado: la gran mayoría de personas con cataplejía también presentan síntomas de narcolepsia. Aunque existen algunas afecciones del desarrollo neurológico en las que se puede observar una forma de cataplejía, esas afecciones son extremadamente raras. Es por eso por lo que, cuando se diagnostica la cataplejía, el diagnóstico de narcolepsia se vuelve más seguro.

Como ves, normalmente, las diferencias entre narcolepsia y cataplexia radican fundamentalmente en que la cataplexia suele ser un síntoma de lo que después se diagnostica como narcolepsia, aunque las dos pueden darse por separado, siendo este el caso más raro. Y tú, ¿conoces a alguien que padezca alguno de estos dos problemas?