Como vestir tu cama este invierno

Dic 15, 2021 | DORMITORIO, PRODUCTOS | 0 Comentarios

La llegada del frío, aplicada a nuestro dormitorio, va más allá de rescatar el nórdico, su funda y reforzarse con una manta como si estuviéramos en un episodio de ‘Juego de tronos’. Entrar en los meses de bajas temperaturas puede servir de excusa para redecorar la habitación y vestir la cama.  Este invierno puedes decantarte por las últimas tendencias o ser un alma libre. Tú decides.

 Déjate llevar por el bed styling

Llamamos bed styling al arte decorativo de vestir las camas de una vivienda. Una decoración que se ayudará de los elementos más típicos como la ropa que forma una cama (sábanas, colchas, edredones, nórdicos) y los extras que combinan con dicha ropa de cama. Ahí entrarían desde los cojines y demás elementos textiles. En definitiva, los siguientes elementos en orden de más íntimo a lo más visible:

– Sábanas: bajera y encimera

Funda de almohada

– Nórdico, colcha o edredón

Reposapiés o paid (se suele colocar al pie de la cama)

Cojines y almohadas decorativos

Lo más trend del invierno en sábanas

Si seguimos el orden anterior, donde comenzamos por lo más cercano a nuestro cuerpo cuando dormimos, encontramos las sábanas. Para este invierno del 2021, existen dos tendencias que conviven a la perfección. La primera es seguir una coherencia con toda la ropa de cama y elementos decorativos y apostar por los mismos colores, estilos y tonos. La segunda opción es también práctica y sencilla de seguir, ya que se trata tan solo de elegir sábanas lisas sin grandes diseños rimbombantes.

Y la tercera vía, un diseño que sí sea liso, como la segunda opción, pero que se complemente con detalles en algún que otro color. Por último, para los más arriesgados, hay una corriente que ha cogido con fuerza este otoño con vistas al invierno: sábanas de color oscuro.

Vestir tu cama este invierno

El estilo para fundas nórdicas que dominará el invierno de 2021

Dependiendo del lugar geográfico en el que te encuentres, seguramente vayas a apostar por una funda nórdica para calentar tus noches de invierno. La ropa de cama más práctica y calentita que existe también puede desmelenarse a la hora de casar con la moda. Y para esta temporada invernal hemos visto que la gran apuesta viene de la mano de lo ya comentado: una línea sencilla, estética y que sea fácil de combinar con todo tipo de elementos y colores. Si esta línea no te satisface, puedes irte a una corriente más atrevida, original y colorista. Por ejemplo, tonos metalizados.

En definitiva, dos vías en las que se puede seguir la senda de un color liso que se complemente con toda la ropa de cama o la típica menestra de colores.

Las diferentes corrientes para elegir el estilo de tu colcha invernal

Es posible que este tipo de ropa de cama ha perdido importancia ante el uso de los nórdicos. Pero para aquellos durmientes que aún apuestan por las colchas, encontrarán una línea estilística muy clara y cercana al tradicionalismo con el que impregna sus prendas. Ahí podemos escoger entre colchas con bordados y tonos más serios como el gris.

Pero como una colcha no es solo sinónimo de tradición, también hay modelos más coloridos que incluso se acercan a lo fosforito con amarillos y naranjas muy chillones. Obviamente, solo para las personas más aventureras en este sentido. Y, como siempre, una tercera vía que combine un color más atrevido como el mencionado amarillo, pero con tonos más apagados.

Las diferentes vías para vestir tu cama con una colcha

Por último, encontramos un clásico de todas las camas. Una ropa de cama que sigue haciendo frente a los nórdicos. Los edredones nunca desisten y son una opción muy escogida para los durmientes más pequeños. Y, posiblemente, la opción donde más podemos jugar, innovar y atrevernos.

Ya sea a través de colores llamativos como de estampados alocados, un edredón puede tirar más por la suma de los mencionados estampados con bordados, por una tonalidad algo más apagada (grises, blancos y colores neutros) o la combinación desatada.