¿Cómo lavar un edredón de plumas?

Abr 26, 2019 | Sin categorizar, TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Los edredones de plumas se han ganado a pulso un lugar en la mayoría de nuestros hogares. Pocas son las casas, sobre todo en zonas frías, que a estas alturas no cuentan con edredones de plumas o nórdicos. Este producto ha sustituido –y también añadido- a las tradicionales mantas. En este artículo encontrarás sus ventajas y tu principal preocupación: cómo lavarlos correctamente.

 

Ventajas del edredón de plumas

 

En primer lugar, es preciso que sepas por qué un edredón de plumas es una buena elección. En primer lugar, porque son cómodos y ligeros. Un edredón te aporta la sensación de estar flotando en unas nubes. Los edredones son mullidos y blanditos, ideales para envolverse en noches de frío.

Además, son muy versátiles, porque podemos elegir la colcha que queramos y cambiarla periódicamente. Otra característica importante es que son más prácticos: es más fácil de hacer con ellos. Además, son más fáciles de limpiar que una manta. Por último, son también muy cálidos. Es imposible pasar frío con un buen edredón, y se puede combinar con más mantas sin ser un exceso.

edredones baratos

¿Cómo lavar el edredón de plumas?

 

Si se ha cuidado bien, no necesitarás lavar el edredón más de una vez al año porque estará cubierto con su funda. Puedes lavarlo en una tintorería, pero los edredones actuales son fáciles de lavar en casa, con tu propia lavadora.

Si te animas a hacerlo en casa, primero lee bien las especificaciones del producto para saber cómo lavarlo. Aunque en teoría deberían aguantar hasta 60ºC, si no ves nada que lo indique, no te arriesgues y lávalo con agua fría. ¡Y algo importante! Revísalo bien antes de meterlo en la lavadora para que no tenga agujeros por donde se pueda salir el relleno. Y si ves que los tiene, cóselos.

A la hora de lavar tu edredón, revísalo bien antes de meterlo en una lavadora: evita los agujeros por donde pueda salirse el relleno

Para conservar bien el relleno no uses suavizantes y opta por un detergente para tejido delicado. Además, escoge en tu lavadora el programa para delicados. Las plumas pueden estropearse fácilmente, lo cual haría que el edredón perdiera parte de la gracia.  ¿Y tú? ¿Ya estás preparado para convivir con tu edredón de plumas?