Cómo dormir con asma: Remedios caseros que ayudan a descansar

Jun 13, 2022 | Uncategorized | 0 Comentarios

El asma es una afección que provoca que las vías respiratorias de los pulmones se inflamen. La hinchazón y el estrechamiento resultantes de las vías respiratorias dificultan la respiración, al igual que el aumento de los niveles de mocos y la contracción de los músculos alrededor de las vías respiratorias.

Es por eso que puede resultar tan complicado dormir con asma. Para ello, lo mejor será seguir las indicaciones que puede darnos el médico, aunque existen algunas prácticas y remedios caseros que podemos llevar a cabo de manera complementaria al tratamiento que nos ofrezca un profesional de la salud.

Cómo dormir con asma: algunas indicaciones que pueden ser de ayuda

Las personas diagnosticadas con asma deben seguir un tratamiento pautado por el médico. Sin embargo, algunos consejos pueden ser de gran ayuda para que dormir con asma resulte más fácil en el día a día:

Identificar y eliminar los posibles desencadenantes de ataques

Uno de los remedios más efectivos a la hora de convivir con el asma es el de identificar y eliminar los posibles desencadenantes de los ataques de asma. Aunque estos pueden ser variables y depender de cada persona en concreto, lo cierto es que existen algunos desencadenantes comunes que suelen afectar a la mayoría de personas que padecen este problema:

  • La contaminación del aire.
  • El aire frío.
  • El pelo de las mascotas, ya sean perros, gatos…
  • Los ácaros del polvo.
  • El humo, sobre todo del tabaco, pero también de la quema de hierba o madera, por ejemplo.

Además, en algunas personas con asma el ejercicio puede empeorar sus síntomas, especialmente si hacen ejercicio en el exterior y cuando hace frío.

En cualquier caso, una vez identificados los posibles desencadenantes, es hora de ponerse manos a la obra para eliminarlos y así conseguir dormir mejor:

  • Aspirar el suelo de forma regular para eliminar los posibles ácaros del polvo.
  • Evitar fumar y exponerse al humo.
  • Usar ropa de cama lo suficientemente transpirable, y lavarla y secarla semanalmente.
  • Disponer de un filtro de aire en el dormitorio (o un purificador).
  • Limpiar los muebles y el comedor frecuentemente.
  • Usar almacenamiento hermético de alimentos para mantener alejadas a las plagas.
  • Asegurar la renovación del aire ventilando a la casa al menos 10 minutos al día.
cómo dormir con asma

Ejercicios de respiración

Estudios como el publicado en 2019 sugieren que los ejercicios de respiración regulares pueden ayudar a reducir los síntomas del asma y mejorar la calidad de vida general de las personas con esta afección.

Conocer algunos ejercicios de respiración que reducen la hiperventilación también puede ser útil durante un ataque de asma si la persona que la sufre no tiene su inhalador a mano. Aún así, parece que se necesita investigar más en lo que a la eficacia de los ejercicios de respiración para reducir el asma se refiere.

Algunas técnicas de respiración útiles pueden ser el método Buteyko y el método Papworth. El método Buteyko tiene como objetivo reducir los síntomas del asma enseñando a la persona a respirar lenta y suavemente por la nariz en lugar de por la boca. Esto mantiene el aire cálido y húmedo y las vías respiratorias menos sensibles.

Por su parte, el método Papworth enseña a quien lo practica a respirar usando la nariz y el diafragma (el músculo debajo de las costillas). Es impartido por fisioterapeutas e incluye entrenamiento de relajación y como desarrollar patrones de respiración para adaptarse a cualquier actividad que la persona lleve a cabo.

Cambios en el estilo de vida

Tal y como explica el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, para que resulte más fácil dormir con asma se recomienda:

  • Dejar de fumar (si es que la persona en cuestión fuma).
  • Dormir lo suficiente.
  • Ser físicamente activo.
  • Alcanzar o mantener un peso corporal moderado.
  • Practicar técnicas del manejo del estrés, como la atención plena y la respiración profunda.
  • Dormir lo suficiente (¡esto es clave para nuestra salud en general!).

Reducción del estrés

El estrés y otras emociones intensas, como la ira, a veces pueden provocar ataques de asma. Las técnicas para ayudar a las personas a reducir sus niveles de estrés pueden ser remedios caseros útiles para el asma.

Las técnicas que pueden ser de ayuda para reducir el estrés en las personas con asma incluyen:

  • Mindfulness.
  • Meditación.
  • Hipnoterapia.
  • Respiración profunda.

Practicar yoga

Según una investigación publicada en 2017, practicar yoga podría ser un remedio casero eficaz para el asma. Los datos de la investigación muestran que los participantes con asma que practicaron asanas o posturas físicas de yoga y meditación tuvieron:

  • Menos síntomas de asma.
  • Mayor capacidad pulmonar.
  • Una frecuencia reducida de ataques de asma.
  • Mejor respuesta a la medicación.

Si padeces asma o alguien cercano a ti la padece, recuerda que lo primero es seguir las indicaciones del médico. En cualquier caso, ahora sabes como dormir con asma más fácilmente gracias a estos remedios. ¡Pruébalos!