Tres métodos para evitar ronquidos

Ene 31, 2019 | CONSEJOS, DESCANSO, SALUD, Sin categorizar, TRASTORNOS DEL SUEÑO | 0 Comentarios

Más de una vez te ha tocado sufrir lo que es un ronquido. En primer lugar, cabe recordar qué es un ronquido. El ronquido es un trastorno del sueño fruto de la obstrucción de las vías respiratorias para continuar con un correcto flujo respiratorio, necesario para el cuerpo.

Los ronquidos son uno de los peores enemigos durante el descanso. Sean tuyos o de tu pareja, son un impedimento para el sueño, ya que el primer afectado es el roncador. Un estudio de la Fundación Jiménez Díaz estimó que un 45% de la población ronca ocasionalmente, mientras que un 25% ronca frecuentemente. Además, un 40% de los hombres confesaba haber roncado alguna vez, mientras que tan solo un 20% de las mujeres afirmaban haberlo hecho alguna vez. Generalmente, los ronquidos surgen de malos hábitos o de problemas crónicos, como alergias. Entre otras causas principales, está el sobrepeso, el fumar o beber alcohol, el estrés o malas posturas durante el descanso.

Ante los problemas que generan los ronquidos en el descanso, ¿qué remedios puede haber?

1.

Cuida tus hábitos. La causa principal de los ronquidos viene tras unos malos hábitos de vida. ¿Cómo puede reducirse esto? Muy sencillo. Reducir el estrés y la ansiedad e intentar una rutina más pausada, que te lleve al dormitorio con una completa relajación, es una alternativa. Si tu razón de roncar viene por el consumo de tabaco o alcohol, la solución es sencilla: redúcelo.

2.

Vigila tu respiración. Realizar ejercicios respiratorios es una buena opción para cuidar tu excesiva respiración. Estos ejercicios son como los que se utilizan en programas para re-educar la voz, para atraer el velo del paladar, ensanchando el diámetro de apertura y desplazando la lengua hacia adelante.

3.

La postura al dormir, muy importante. Dormir de lado es la postura perfecta para evitar los ronquidos. De esta forma, la cabeza y el cuello quedan alineados para que la garganta quede libre de obstrucciones. Otro remedio en la postura puede llegar elevando la posición del cuerpo, cosa que puedes conseguir un mayor número de almohadas.

Cuidar tus hábitos es el principal camino para no roncar por las noches, pero… ¿y si sigues roncando una vez probadas las primeras soluciones? Si tus ronquidos siguen repitiéndose y ya no son casos aislados, el mejor remedio es el de consultar a un especialista. Un médico especializado es la persona más indicada para descartar alguna complicación y dejarte tranquilo.