Todo lo que debes saber antes de comprar un colchón de muelles

Jun 22, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Muelles, viscoelástica, látex y espumación. Los cuatro modelos sobre los que edificamos el descanso del siglo XXI. Una menestra de opciones revolucionarias y muy avanzadas tecnológicamente, algo que solo beneficia al durmiente. Apueste por lo que apueste, sale ganando. Y también lo hará si opta por comprar un colchón de muelles.

Hasta hace un par de décadas, en los hogares españoles yacían solo colchones de muelles. Una estampa cotidiana que no tiene nada que ver con la actual, ya que estos modelos han evolucionado de manera drástica. Lo que antes eran ruidos, ahora es un silencio reparador. Su composición actual los ha convertido en colchones muy duraderos, con alta capacidad de transpiración y que ofrecen un gran acompañamiento a los movimientos naturales del cuerpo.

Presta mucha atención, esto es todo lo que debes saber antes de comprar un colchón de muelles.

Las principales virtudes de los colchones de muelles

Los colchones de muelles son un clásico de los hogares españoles. Pero estos modelos actuales, compuestos por muelles ensacados que se presentan de manera individual para beneficio del durmiente, poco tienen que ver con los colchones antiguos que presidían nuestras casas. Hoy en día, son firmes, ligeros y transpirables.

Atendiendo al catálogo de Maxcolchon, destacan un buen puñado de modelos compuestos por un núcleo de muelles que, como decíamos, están separados individualmente. Metidos en bolsitas, esta disposición de los muelles convierte al colchón en una de las mejores opciones para nuestro descanso. Y lo hace, sobre todo, por la mayor independencia de lechos que encontrarás en el mercado.

Gran nivel de transpirabilidad

Posiblemente, el principal requisito que va a demandar una persona que tiende a sudar y suele pasar calor por las noches. Con la adquisición de un colchón de muelles, el frescor está garantizado gracias a su mecanismo de muelles en el interior que permite la circulación de aire entre ellos. Además, este tipo de modelos no ofrecen tanto esa acogida tan intensa.

Son modelos muy evolucionados tecnológicamente

Como ya hemos comentado, los colchones de muelles tradicionales eran sinónimo de gran efecto rebote. O lo que es lo mismo, notábamos cada movimiento que hacíamos por la noche. Y lo que es peor, nuestra pareja también lo sufría. Pero hoy en día, los muelles que se utilizan son ensacados, lo que permite una gran independencia de lechos que suprime el efecto rebote.

Relación calidad-precio

Aunque depende de la calidad con el que estén compuestos, los colchones de muelles suelen ser más económicos que sus hermanos (viscoelástica, látex o espumación). Una ventaja que, además, no choca con otro punto fundamental: la durabilidad de estos modelos es también de 10 años.

¿Qué tipo de descanso nos puede ofrecer un colchón de muelles si lo combinamos con los demás materiales?

Tras repasar y enumerar las principales virtudes de los colchones con muelles, es importante analizar cómo encajan estos modelos si los combinamos con los demás materiales principales: viscoelástica, látex y espumación. Así son las prestaciones y el tipo de descanso que pueden ofrecer estos colchones híbridos que combinan los muelles con el visco, el látex y la espuma.

Colchones de muelles y viscoelástica: Un cocktail perfecto. ¿Por qué destacan los colchones de muelles? Por su núcleo que refuerza y otorga gran capacidad de ventilación al colchón, convirtiéndolo así en un modelo con gran nivel de transpirabilidad. ¿Y el visco? Confort y adaptabilidad. Por tanto, lo que sucede cuando combinamos algos elementos es que unimos lo mejor de los dos tipos de material.

Colchones de muelles y látex: Los colchones de látex se caracterizan por ser más suaves y transpirables, algo que también se consigue cuando apuestas por un modelo de muelles. Por lo tanto, la combinación de ambos materiales nos ofrecerá un colchón donde sus principales virtudes se multiplican por dos.

Colchones de muelles y espumación: Como si fuera un prototipo diseñado en el futuro para hacer las delicias del presente. Algo así se consigue cuando adquieres un colchón que combine los muelles y la espumación. O lo que es lo mismo, alta durabilidad, ventilación interna, alta resiliencia, adaptación de nuestro cuerpo, suave acogida y descanso reparador.