Tensar el cuerpo al dormir

Sep 28, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Para poder llevar una vida saludable está demostrado científicamente que lo mejor es seguir una serie de pautas diarias. Los pilares básicos para conseguirlo podrían ser algunos como una buena alimentación, realizar ejercicio físico regularmente o dormir las horas necesarias.

En el caso del hábito del sueño es todavía más complicado, ya que es una actividad que no controlamos como las demás. Por ello, es aconsejable prestarle la atención necesaria en el caso de que tengamos algún tipo de dificultad para conciliarlo debidamente.

Uno de los problemas que suelen aparecer cuando no descansamos correctamente es tensar el cuerpo al dormir. Este inconveniente puede ser debido a varios factores.

Factores que influyen en tensar el cuerpo al dormir

Estrés

No cabe duda que el ajetreo diario nos provoca en muchas ocasiones dificultades para obtener un buen descanso. Por eso algunas personas son incapaces de evadirse mientras duermen. Normalmente suele ocurrir porque les resulta complicado desconectar del día y dejar paso al relax.

Esto supone una rueda continúa, ya que al no descansar lo suficiente, el cuerpo no recarga la energía necesaria para afrontar el día siguiente y así sucesivamente, empeorando de esa forma cada vez más la situación.

Ansiedad

La ansiedad es una de las causas más comunes que provoca tensar el cuerpo al dormir. Aunque es un mecanismo defensivo de nuestro cuerpo frente a riesgos y amenazas, llevarse los problemas a la cama no es nada aconsejable, pero hay veces que es inevitable.

Es por eso que resulta clave consultar con un profesional de la salud mental si creemos tener síntomas de ansiedad. Estos pueden afectar tanto a nuestro descanso como a nuestro día a día en general.

Incomodidad

Otra de las cuestiones importantes a tener en cuenta es comprobar que nuestra habitación reúne las condiciones óptimas para obtener un buen descanso. Tanto la temperatura de la misma como el tipo de colchón pueden influir negativamente en el resultado del sueño.

Por eso, de nada sirve estar más horas en la cama si realmente no logramos darle a nuestro cuerpo la comodidad necesaria. Y es que nuestros músculos necesitan relajarse para evitar tensiones al dormir.

Para ello, debemos tener en cuenta nuestras necesidades y elegir un colchón en base a una serie de criterios que nos aporten una confortabilidad adecuada. Entre ellas son imprescindibles la flexibilidad, la firmeza y la adaptabilidad para poder relajarnos sin problema cuando nos vamos a la cama.

Consejos para evitar tensar el cuerpo al dormir

Para ayudarte a evitar tensar el cuerpo al dormir te proponemos unos consejos muy sencillos con los que obtendrás fácilmente un descanso reparador:

Ducha templada

Una de las opciones más placenteras y relajantes es darse una ducha o un baño con agua templada antes de irse a dormir. Esta podría ayudarte a relajar los músculos y a estimular la circulación sanguínea.

Con esta práctica podrás sentir tu cuerpo más liberado y de esta forma conseguirás bajar el estado de guardia para poder conciliar un sueño profundo y reducir así la fatiga del cerebro.

Un poco de lectura

Leer un rato antes de acostarse es beneficioso tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Se trata de una actividad muy recomendable puesto que permite estimular tanto la concentración como alimentar nuestra imaginación.

Un poco de lectura puede ayudarte a dormir profundamente y conseguir una relajación sin ningún tipo de tensión ni interferencias.

Meditación

Practicar algún tipo de meditación con ejercicios como por ejemplo el yoga puede ayudar a fortalecer los músculos y los huesos. Además de aumentar la flexibilidad y mejorar el aspecto físico y mental, también puede proporcionar la calma y serenidad necesarias para recargar energía.

Si nuestros argumentos te han parecido interesantes para evitar tensar el cuerpo al dormir, te invitamos a que visites nuestras tiendas o eches un vistazo a la web donde encontrarás todo lo imprescindible para disfrutar de un merecido descanso.