Tengo sobrepeso, ¿qué colchón es adecuado para mi?

Ene 19, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Cada persona es diferente, y por ello también tiene un modo de descanso distinto. Si estáis buscando colchones para personas con sobrepeso, vamos a hacer un análisis que os ayudará a determinar cuál es el más adecuado en vuestro caso en particular, teniendo en cuenta la importancia que tienen tanto el confort como la salud.

Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir colchones para personas con sobrepeso

Cuando buscamos un colchón, debemos tener en cuenta dos premisas fundamentales:

  • Un colchón cómodo que ayude a descansar.
  • Que se adapte a mis necesidades y garantice la salud.

En este sentido, elegir un colchón bueno, bonito y barato será nuestro cometido, por lo cual, deberemos considerar una serie de recomendaciones muy útiles que simplificarán nuestra búsqueda.

Consejos que te ayudarán a encontrar el colchón perfecto

Encontrar el colchón perfecto es más fácil de lo que parece, pero claro, para saber elegir, en primer lugar debemos conocer los aspectos a analizar en cada caso.

En esta ocasión nos vamos a centrar en las personas con sobrepeso, las cuales tienen unas particularidades determinadas que, como bien decíamos antes, deben ser tenidas en cuenta antes de tomar una decisión definitiva.

La altura del colchón

Aunque muchas veces no seamos conscientes de la importancia de este dato, debemos tenerlo en cuenta muy especialmente si se trata de personas con peso excesivo. Evidentemente va a aplicar una mayor fuerza sobre el colchón, lo que se traduce en una mayor deformación.

Si elegimos un colchón excesivamente fino, nos encontraremos con el problema de que no se va a sacar partido al colchón, lo que implicará que no conseguiremos nuestro objetivo que es el de un buen confort y una buena higiene postural.

De esta manera, si la persona tiene un peso superior a los 90 Kg, lo recomendable es pensar en colchones que tengan una profundidad o altura de al menos 25cm en adelante.

Elige una firmeza adecuada

En este sentido, cuando hablamos de una persona con sobrepeso, debemos pensar en colchones más duros, ya que de esta forma vamos a evitar que se hunda y que acabe ocasionando los habituales dolores de espalda del durmiente.

Pero tampoco hay que pensar en el colchón más duro del mercado, sino que lo ideal es optar por una firmeza que vaya desde media hacia firme, con lo cual tengamos una buena combinación.

Debemos recordar que, cuanto más peso, más duro debe ser el colchón, pero no nos vayamos a extremos tampoco, ya que pesar más de la cuenta también puede implicar que haya dolencias musculares y/u óseas, de manera que tampoco es bueno dormir sobre un colchón que parezca una tabla.

La resistencia del borde también es importante

Dentro de la capacidad para adaptarse el colchón al peso de la persona, debemos prestar atención a los bordes. Cuando nos sentamos en el colchón, ya sea para entrar o salir, nos habremos dado cuenta de que los bordes ceden.

Hay colchones en los que ceden mucho, y otros que cuentan con refuerzo que permiten que, aunque estemos en el borde, se siga manteniendo la firmeza. Para una persona con sobrepeso esto es importante, no solo a la hora de entrar o salir de la cama, sino también para evitar que se desplace al borde y caiga durante la noche porque no exista suficiente resistencia.

El material del colchón

Los colchones están compuestos por varias capas de diferentes materiales, de manera que debemos elegir uno que cuente con la combinación perfecta para nuestro caso en particular.

Hay que tener en cuenta que, aunque cuente con materiales distintos, el que se tiene en cuenta es el principal, de manera que lo habitual es hablar de colchones de muelles, látex, viscoelásticos e híbridos.

No olvides que también es importante la transpirabilidad

En la mayor parte de casos nos interesa un colchón que sea fresco y bien ventilado, reduciendo así la temperatura, un problema muy habitual cuando hay más peso de la cuenta.

Aunque hasta la fecha siempre se ha relacionado el muelle con la temperatura más baja, lo cierto es que los nuevos colchones de espumas están tan avanzados que han conseguido una mejor combinación entre ventilación, confort y seguridad.

Si queremos ir sobre seguro, un buen ejemplo de colchón para una persona con sobrepeso sería el modelo Maxcolchon Sensity, ya que tiene la capacidad de cubrir absolutamente todas las necesidades de la persona, con la particularidad de que cubre un espectro muy amplio de obesidades en sus distintos grados.

Esperamos que estas recomendaciones os hayan ayudado a encontrar el mejor de los colchones para personas con sobrepeso, ya que de esta forma estaremos invirtiendo en un mejor descanso que le aportará más vitalidad al cabo del día, además de que también evitará los frecuentes dolores que se producen por posturas adquiridas en un mal colchón o que no esté debidamente adaptado a sus necesidades y particularidades reales.