Somnolencia: La consecuencia a tus problemas de sueño

Sep 20, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

La sensación de despertarnos y sentirnos agotados es algo común que suele ocurrir si por la noche nos ha costado conciliar el sueño. Cuando no descansar lo suficiente se convierte en algo habitual, nos puede pasar factura en nuestro día a día ya que podemos padecer problemas de distracción, apatía y desgana.

En estos casos, suele ocurrir que nos sentimos aletargados y sin fuerzas para enfrentarnos a nuestras obligaciones. La somnolencia nos provoca una sensación de cansancio que nos hace bostezar repetidamente y de la misma manera nuestro ritmo habitual se va ralentizado.

Para que el sueño tenga la calidad suficiente, es necesario que sea continuado y profundo. Y es que la falta de sueño suele tener impactos nocivos en nuestra salud tanto física como mental. La tendencia a quedarse dormido puede ser el principal síntoma de algunas patologías ya que se corre más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y depresión, entre otras.

En otras ocasiones, la somnolencia se produce por la ingesta de determinados medicamentos, el consumo de alcohol o por enfermedades propias del sueño como la narcolepsia o las apneas. Por otro lado, los turnos de trabajo variables también influyen considerablemente en la obtención de un descanso adecuado.

No obstante, la causa más frecuente de la somnolencia suele ser no dormir las suficientes horas recomendadas. ¿Quieres conocer las consecuencias de padecer somnolencia?

Consecuencias de la somnolencia

La somnolencia es una sensación continuada de sueño que conlleva problemas para permanecer despierto. Por ello, es muy importante vigilar la calidad del mismo porque es una necesidad fisiológica que debemos cuidar al igual que se aconseja hacerlo con la alimentación y el ejercicio físico.

Pérdida de la concentración

Según estudios científicos, si hemos descansado correctamente nos resultará complicado irnos a dormir en cualquier momento del día. El motivo es que no estamos diseñados para hacerlo puesto que los niveles de melatonina que regulan los ciclos del sueño aumentan por la noche.

Somnolencia: La consecuencia a tus problemas de sueño

Sin embargo, cuando necesitamos dar una cabezadita y notamos que debemos hacer un sobresfuerzo para mantener los ojos abiertos, es que hemos dormido menos de lo que nuestro cuerpo necesita.

Generalmente, en los casos en que no hemos descansado lo suficiente nuestra atención disminuye, tenemos pérdidas de memoria y hasta incluso nos puede afectar en la toma de decisiones importantes.

Afecta al estado de ánimo

La falta de sueño puede influir en nuestro carácter generando una sensación de malestar y falta de energía. Y es que dormir es una función biológica durante la cual se activan procesos neurológicos relacionados con la memoria, el aprendizaje y el proceso metabólico.

Es por la noche cuando se produce el proceso de regeneración de tejidos tanto cerebrales como físicos. Si el descanso es insuficiente, no habrá una recuperación correcta y eso puede afectar en gran medida a nuestro estado de ánimo.

Muchas veces se confunden los estados de ánimo con la falta de sueño. Por ese motivo, es posible parecer una persona apática o malhumorada cuando en realidad se trata de una reacción ante una falta de descanso continuada.

Influye en nuestro rendimiento

La somnolencia afecta gravemente a las actividades que requieren de cierta concentración como las relacionadas con los transportes de viajeros o de mercancías y las que se refieren a la manipulación de sustancias o maquinarias peligrosas.

La investigación realizada al respecto demuestra que el rendimiento de los trabajadores con y sin problemas de sueño varía sustancialmente. Así, la estadística indica que los que padecen de falta de sueño pueden llegar a tener problemas de concentración, organización y sobre todo de baja productividad. Además, la somnolencia puede estar detrás del origen de muchos accidentes laborales.

Si padeces este problema, te aconsejamos que realices algún ejercicio de relajación antes de irte a dormir. Cualquier actividad que consiga liberarte del estrés puede ayudarte a conciliar el sueño más fácilmente. Practicar algo de ejercicio o dedicar unos minutos a la lectura también podrían ser de ayuda.

En cualquier caso, es importante recordar que nuestros colchones necesitan ser sustituidos cada cierto tiempo y, en muchas ocasiones, puede ser la causa de no disfrutar de un buen descanso. ¡Te esperamos en Maxcolchon!