Soluciones para la apnea del sueño infantil

Sep 11, 2021 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Quizá te suene que la apnea del sueño es una enfermedad que afecta exclusivamente a los adultos. Sin embargo, lo cierto es que la apnea del sueño también pueden padecerla los niños, y aunque no tiene porqué resultar en algo demasiado grave, puede afectar a la vida diaria de los pequeños.

Aún así, existen diferencias entre la apnea del sueño en adultos y la apnea del sueño en niños. Por lo general, los adultos tienden a padecer somnolencia diaria, mientras que en los niños lo más probable es que se den problemas de conducta. Además, mientras que en los adultos la causa de la apnea suele ser la obesidad, la apnea del sueño infantil suele aparecer debido al agrandamiento de las amígdalas y adenoides u otras causas diversas.

 ¿Qué es la apnea del sueño?

Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, el síndrome de la apnea obstructiva del sueño se define como la aparición de episodios recurrentes de obstrucción de la vía respiratoria superior de, al menos, 10 segundos de duración, y que ocurren durante el descanso.  Los hombres suelen padecerla más que las mujeres: alrededor de un 4 por ciento de la población masculina sufre esta enfermedad, mientras que en las mujeres ronda el 2 por ciento.

La apnea del sueño infantil

En los niños, esta afección puede llegar a ser problemática. Aquellos niños que la padecen sufren una interrupción en su respiración mientras duermen debido a que sus vías respiratorias están parcialmente obstruidas o se han estrechado.

Causas de la apnea del sueño infantil

Son muchas las causas por las que los niños pueden sufrir apnea del sueño, pero como decíamos anteriormente, una de las causas comunes suele ser un agrandamiento de las amígdalas, así como las vegetaciones, que pueden alterar la respiración normal del niño.

Otras posibles causas de la apnea del sueño infantil son algunas como:

  • Tener una mandíbula pequeña.
  • Una malformación en el paladar, la lengua o las vías respiratorias.
  • Una garganta demasiado estrecha.

Síntomas de la apnea del sueño infantil

Un niño que padezca apnea del sueño puede presentar los siguientes síntomas al dormir:

  • Sueño intranquilo.
  • Respiración por la boca.
  • Pausas en la respiración.
  • Ronquidos.
  • Terrores nocturnos.
  • Enuresis nocturna.
  • Tos, ahogo o resoplidos.

De todas formas, la apnea del sueño infantil no tiene porqué llevar consigo ronquidos, especialmente en los niños pequeños o en los lactantes. Lo más probable es que sufran interrupciones en el sueño principalmente. Por el día, estos niños podrían presentar:

  • Hiperactividad.
  • Dificultades para prestar atención.
  • Problemas de comportamiento.
  • Problemas para aprender.
  • Poco aumento de peso.

A su vez, esta apnea del sueño podría conllevar algunas alteraciones y complicaciones en lo que respecta al crecimiento de los pequeños. Entre ellos, podrían surgir retrasos en el crecimiento o problemas cardíacos.

Soluciones para la apnea de sueño infantil

Ante la aparición de los primeros síntomas, lo mejor es consultar con un profesional de la salud lo que podemos hacer ante este problema. El diagnóstico se llevará a cabo mediante las pruebas que el médico considere oportunas.

El tratamiento médico puede incluir medicamentos como los esteroides nasales tópicos para aliviar los síntomas. Otra de las posibles terapias consiste en la terapia de presión positiva en las vías respiratorias: se utilizan máquinas pequeñas que soplan aire suavemente a través de una mascarilla y un tubo que se coloca sobre la nariz y/o la boca. En casos extremos, también podría ser necesario recurrir a la extirpación de las amígdalas y las adenoides.

Por último, un recurso que también se utiliza para este problema son los dispositivos bucales. Estos mueven el hueso maxilar inferior y la lengua hacia delante para mantener abiertas las vías respiratorias de los pequeños.

En cualquier caso, como decíamos, el tratamiento más adecuado deberá ser pautado siempre por un médico. Con respecto a lo que podemos hacer en casa para mejorar los síntomas de la apnea infantil, algunos remedios caseros podrían ser:

  • Bajar de peso: si se trata de un niño con cierta obesidad, es probable que el médico recomiende tratar de que el niño baje de peso. Podemos consultar con el mismo médico o bien con un especialista en nutrición acerca de la dieta más recomendable en cada caso.
  • Evitar alérgenos y otros agentes irritantes: el humo del tabaco y otros contaminantes pueden ser perjudiciales para los niños que sufren apnea. Así, ventilar la casa lo máximo posible para evitar que sus vías respiratorias se irriten es la mejor opción.
  • Un buen colchón infantil que les permita descansar como es debido: la adaptabilidad en el descanso puede ser clave en la infancia, por lo que desde Maxcolchon te recomendamos que dispongas de un buen equipo de descanso para el pequeño que le permita descansar de la mejor forma posible aun padeciendo esta afección. Echa un vistazo a nuestro catálogo y elige el más conveniente para su condición.
La apnea del sueño infantil no tiene porqué ser grave, pero resulta clave consultar con un médico acerca de las posibles implicaciones que pueda tener en el día a día de nuestros hijos. ¡La salud es lo primero!