Siete consejos para conciliar tu sueño

Jul 30, 2018 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

¿Tienes problemas para conciliar el sueño? ¿Llegas a la cama y das vueltas en la cama sin poder dormir? Entonces este post está escrito para ti. Tenemos algunos tips que te pueden ayudar a dormir por las noches.

1. Fija un horario regular. Establece unas franjas del día para dormir, incluyendo los fines de semana, para que el cuerpo se acostumbre a esas horas. Así podemos activar nuestro reloj biológico. Si seguimos un horario habitual, podemos despertarnos todos los días a la misma hora sin necesidad de despertador.

2. Practica deporte. De esta forma liberamos toxinas tras un largo día de trabajo. Es recomendable hacerlo antes de la cena y nunca antes justo de acostarse. Esto último haría que estuviésemos demasiado activos a la hora de dormir. Tras la actividad física podríamos darnos una ducha de agua tibia durante unos minutos, y así relajarnos mientras nos limpiamos. Tras la ducha, también podemos aplicarnos alguna crema hidratante para así relajar los músculos y prepararlos para el descanso.

3. Lleva una alimentación correcta. Especialmente antes de dormir, es necesario evitar las cenas copiosas y elegir aquellos alimentos que sean propensos para conciliar nuestro sueño. Es recomendable dejar una separación entre cena y descanso de dos horas. Si te interesa la relación entre la alimentación y las buenas rutinas a la hora de dormir, debes estar atento a nuestro blog durante las próximas semanas.

4. Aclimata tu habitación. Dormir en una habitación fresca mejora el descanso. Si dejamos la calefacción puesta, debe ser alrededor de los 15ºC para recuperarnos mejor. De esta forma, evitmos encarecer la factura de la luz. Otra práctica es utilizar aromas y aceites esenciales naturales, como la lavanda o la manzanilla, y que sean olores que inciten al descanso. También es necesario asegurarnos de que la habitación está totalmente a oscuras. Bajar las persianas, correr las cortinas, cerrar la puerta y apagar la luz son actividades necesarias para esto.

5. Prívate de aparatos electrónicos. No utilizarlos aparatos electrónicos antes de dormir es otra cosa importante. Hay que dejar el móvil lo más lejos posible de la cama ya que la vibración, el brillo, el ruido o las ondas afectan negativamente al sueño. Además, tener el despertador o el móvil lo más lejos posible de la cama nos obliga a levantarnos para apagarlo. Así no nos quedaremos más tiempo del necesario en la cama por la mañana.

6. La cama es sólo para dormir. Hay que tener claro que la cama solo es para dormir. No hay que utilizarla para otros hábitos como comer, trabajar o estudiar. Nuestro cerebro debe asociarla sólo al acto de dormir.

7. Prepara tu mente. Es mejor no realizar actividades como leer o planear el trabajo del día siguiente, ya que esto activaría nuestra mente justo antes de dormir. Es mejor escuchar la radio a un volumen bajo, de forma que la escuchemos de fondo como la última actividad del día. De no poder dormir, podemos realizar algún tipo de ejercicio respiratorio de forma pausada, o algún estiramiento. Una técnica puede ser la 4-7-8, y se trata de inhalar aire durante cuatro segundos, contener la respiración durante siete y soltar el aire durante 8, y repetir la dinámica cuantas veces haga falta. Algún estiramiento de yoga o de algún músculo puede ser recomendable también.

Después de estos ejercicios, lo más seguro es que puedas dormir, pero en el caso de no puedas, pues nos vamos a lo tradicional, contamos ovejitas, u otro juego en el que piensas una palabra y buscas otras que empiecen por la misma letra o sílaba, que lo que hacen es que, con el ejercicio matemático, el cerebro se vaya relajando poco a poco hasta quedarte dormido.

Si te ha sido útil este post, no te pierdas los siguientes, porque ampliaremos la información sobre la alimentación adecuada para el buen descanso.