Sábanas para el frío que no son afelpadas

Feb 6, 2021 | TE INFORMAMOS

¡Ah, el invierno! Una estación preciosa que nos permite lucir nuestras mejores prendas, escaparnos a esquiar y retrasar unos meses más la operación bikini. Sin embargo, no todo el mundo es fan del invierno. Son las personas más frioleras. Aquellas que utilizan un ejército de sábanas para combatir el frío. Incluso las afelpadas, aquellas que bajo sus prestaciones esconden ciertas limitaciones y molestias a algunos durmientes. Menos mal que Maxcolchon ofrece para todos ellos unas alternativas cálidas y con excelentes calidades.

Las mejores sábanas para combatir el frío

Sábanas coralinas, sábanas de franela, sábanas térmicas, de pirineo… Sin llegar a ser un infinito, afortunadamente cada durmiente puede escoger su juego de sábanas entre un buen número de alternativas. Dependiendo de gustos y necesidades físicas, hoy en día podemos combatir el frío sin la obligación de perder comodidad y transpirabilidad. ¿Cómo? Entrando en el catálogo de Maxcolchon y eligiendo entre nuestros diferentes tipos de sábanas para el invierno.

Da igual el modelo y las medidas que escojas. Cualquier combinación que te ofrecemos está pensada para darte calor y abrigarte en los duros meses de invierno.

Sábanas de algodón: el clásico que no puede fallar

Una de las opciones más demandadas y, sin duda, la más popular. Contar con un juego de sábanas confeccionadas con algodón resulta una opción irresistible. Con ellas nunca puedes fallar, ya sea en su alternativa más clásica como en la compuesta por 100% algodón de 200 hilos. En este último caso, hablaremos de un salto de calidad con unas prestaciones más eficaces: composición aún más natural, eficaz para absorber la humedad y una mayor calidez en invierno.

Pero volviendo a las características propias de la sábana de algodón media, encontramos una mejor capacidad de transpiración, un producto más perdurable en el tiempo (garantizan mayor resistencia) y, sobre todo, un nivel de versatilidad infinito.

Esta última característica, lo versátil que resulta, la convierte en una opción no solo propia del invierno, sino también aplicable al verano. Igual que aporta calidez en los meses más fríos, hace lo propio en verano, pero transmitiendo una sensación de frescor agradable.

Otras opciones: sábanas de franela y sábanas coralinas

Es más que probable que, si echas un vistazo a diferentes catálogos de sábanas para el invierno, encuentres una gran representación de los modelos de franela. Porque son los más tradicionales, y porque destacan por sus precios económicos.

Entre las diferentes subcategorías que existen, las sábanas de franela pueden ofrecer un tacto suave y afelpado. Y esto se debe a que se confeccionan de dos maneras: con algodón o con fibras sintéticas. Quizás por ello, no todo el mundo escoge este tipo de sábanas, ya que su elección puede derivar a sudores nocturnos.

En otro apartado podemos encontrar las sábanas coralinas. Una opción más contemporánea con un tacto suave y muy aterciopelado, cercano a lo que podemos sentir cuando tocamos un peluche.

Gracias a su confección, a través de fibras sintéticas de poliéster, pueden ser lavadas muy a menudo durante el invierno, ofreciendo un secado rápido. ¿El problema? No es un producto confeccionado con algodón y otras alternativas naturales. Su uso es recomendable para los más pequeños de la casa, debido a que no pesan y favorecen un descanso cálido entre los niños.