¿Qué ventajas tiene un colchón artesanal?

Ene 17, 2020 | TE INFORMAMOS

En los últimos años cada vez son más las personas que eligen un colchón artesanal buscando la máxima adaptabilidad y que aseguren un gran confort y prestaciones extra. Esto se debe a la excelencia en todo lo que concierne a la fabricación de este tipo de colchones, desde su diseño, la elección de los materiales, las técnicas empleadas para su fabricación y el detalle personalizado en cada pieza. Cuando compramos un colchón hecho a mano, estamos invirtiendo en calidad de descanso y durabilidad del colchón.

El arte de crear colchones artesanales

Hace décadas, cuando aún escaseaban las fábricas de colchones en nuestro país, la mayoría de los colchones que existían en los hogares estaban realizados por colchoneros cuyas técnicas de fabricación eran principalmente manuales y pasaban de una generación a otra. En la actualidad, los materiales y el uso de los mismos para confeccionar colchones artesanales han cambiado mucho, pero se mantienen algunos factores como la atención en el detalle, composiciones altamente naturales y la fabricación de cada pieza gracias a las manos más experimentadas del sector.

Ser colchonero en el siglo XXI no es sencillo, porque la calidad también exige algo más de tiempo para terminar cada colchón. Pero una vez realizado, los atributos y características de estos productos marcan una gran diferencia con respecto al resto de gamas que podemos encontramos en el mercado.

Ventajas de los colchones artesanales

Al igual que sucede cuando nos compramos un mueble artesanal o un traje hecho a medida, las principales diferencias radican en la elección de los materiales, la calidad de los mismos y en cómo estos artículos encajan perfectamente con las necesidades que queremos cubrir. Con respecto a los colchones artesanales en concreto, encontramos características como las mencionadas a continuación.

  • Es diseñado y tejido a mano pensando en ofrecer la máxima calidad en confort y durabilidad del colchón. Para ello se une la experiencia de los artesanos con las últimas tecnologías en materia de colchones.
  • Esto se consigue gracias a fibras naturales, así como sedas, lana o algodón en los que se aplica técnicas innovadoras. Esto no solo asegura que nuestro descanso será mucho mejor, sino la facilidad con la que se adapta cada colchón a su dueño. Además, al tratarse de elementos dermatológicamente probados, previenen por ejemplo, alergias o irritaciones que pueden ser provocadas por otras composiciones químicas o sometidas a productos artificiales.
  • Son más ecológicos en todos los aspectos, tanto en las características que repercuten directamente en el colchón como su transpirabilidad o la ausencia de olores artificiales. Como en el momento de tener que reciclarlos si los comparamos con colchones de calidades inferiores.
  • Aunque se trata de colchones firmes, gracias a las múltiples capas para su composición, no dejan de ser bastante gruesos y sobre todo muy mullidos y suaves, gracias a la aplicación de materiales como el algodón y la multitud de capas en su composición. Textiles como la lana o el algodón empleados en los colchones artesanales garantizan que el colchón no se deforme pese a su uso, en parte gracias a las nuevas técnicas de batido de la lana. Por otro lado, el algodón contribuirá a que se mantenga firme y esponjoso por igual.
  • Pueden ser una alternativa perfecta para aquellas personas que tengan dolores articulares o musculares ya que facilitan la alineación de la columna reduciendo presión en algunos puntos de apoyo como la zona lumbar o la parte media de la espalda.
  • También son termorreguladores, si cogemos como ejemplo los que tienen entre sus componentes algodón, porque esta fibra asegura que los colchones hechos a mano sean frescos en verano y cálidos en invierno.
  • La durabilidad es uno de sus factores claves, ya que pueden resultar algo menos económicos que un colchón de calidad media, pero también durará mucho más tiempo, convirtiéndose así en una gran inversión tanto económica como de confort y calidad del descanso.

Los colchones artesanales son sin duda la opción más exigente para aquellos que están buscando un colchón duradero que asegure la exclusividad en todo lo referente a descanso, materiales, composición y respeto con el medioambiente cuando sea necesario reciclarlo.