Qué son los sueños lúcidos

Jul 3, 2020 | TE INFORMAMOS

¿Alguna vez te ha ocurrido que estás durmiendo y de repente te das cuenta de que estás soñando? Entonces puedes haber tenido un sueño lúcido: un sueño en el que la persona que sueña es consciente de que está soñando. Cuando esto ocurre, puede ser posible incluso que el durmiente influya en lo que ocurre en el sueño.

Pero, ¿cómo se descubrió la capacidad para hacerse consciente de que nos encontramos en un sueño? ¿Es una capacidad a la que toda la población puede acceder o que se da únicamente en algunos casos especiales? Lo descubrimos a continuación.

Primeros estudios científicos sobre los sueños lúcidos

Fue en 1975 cuando un psicólogo inglés, Keith Hearne, se encontraba realizando investigaciones sobre el sueño para su tesis de doctorado en la Universidad de Liverpool. En sus trabajos, Hearne realizaba mediciones mediante electroencefalogramas (EEG) como lo habían hecho algunos compañeros suyos de profesión. Estas mediciones le daban información sobre la actividad que se producía en el cerebro y en los ojos cuando llegaba el sueño REM (Rapid Eye Movement o Movimientos Oculares Rápidos en castellano).

Uno de los voluntarios con los que Hearne trabajaba, Alan Worsley, le explicó que, a veces, cuando soñaba, era consciente de estar soñando y era capaz de tomar decisiones e influir en lo que ocurriría en el sueño. Así, Hearne decidió llevar a cabo estos registros de movimiento ocular y cerebral en su compañero, para ver qué ocurría en sus sueños exactamente.

Mediante sus registros, el psicólogo descubrió que aquellos momentos en los que su compañero Worsley afirmaba poder controlar sus sueños correspondían con la etapa de sueño REM.

Así, para proseguir con su investigación, Hearne le dio las instrucciones a Worsley de, cuando tuviera un sueño lúcido, estirar su brazo y moverlo lentamente de un lado a otro, siguiendo el movimiento de la mano con los ojos. Así, gracias a que Hearne podía registrar el movimiento de los ojos de su compañero, descubrió que efectivamente y como habían quedado, Worsley movió el brazo cuando tuvo el sueño lúcido.

Así, esta fue la primera comprobación científica de que los sueños lúcidos existen. Además, Hearne también evidenció que, cuando se tiene un sueño lúcido, la persona se encuentra realmente dormida (debido a que puede verse que la etapa de sueño que está llevando a cabo es el sueño REM).

¿Cómo sabe la persona que tiene un sueño lúcido que está durmiendo?

Al parecer, la persona que se encuentra en un sueño lúcido no percibe información del exterior, y no sabe lo que sucede afuera del sueño. Sin embargo, sabe que está durmiendo gracias a la memoria que le permite recordarlo.

¿Quién puede tener sueños lúcidos?

Podríamos pensar que, dada la idea fantástica que supone el hecho de poder controlar nuestros sueños, se trata de algo que solo algunos pueden hacer. Sin embargo, lo cierto es que cualquier persona puede tener sueños lúcidos.

Tanto es así que algunos informes afirman que todas las personas pasan por tener un sueño lúcido al menos una vez en su vida.

¿Puede uno mismo intentarlo en casa?

Sí, es posible. Tanto el propio Hearne como otros investigadores como Stephen Laberge trabajaron con individuos que tenían sueños lúcidos recurrentemente para sus estudios, pero también desarrollaron técnicas para inducirse a uno mismo el sueño lúcido.

Por su parte, Hearne ideó una técnica denominada FAST por sus siglas en inglés (False Awakening with State Testing) lo que significa “Despertar Falso con Prueba de Estado”. Esta técnica consiste en despertar a intervalos regulares a un sujeto. Al despertarse, el sujeto debe realizar una prueba para ver si está soñando o despierto. Esta tarea repetitiva induce a que la persona sueñe que la despiertan, pero al realizar la prueba puede descubrir que en realidad se trata de un sueño.

Las técnicas para inducir los sueños lúcidos

Las técnicas que se utilizan actualmente para inducir sueños lúcidos están basadas en controles llamados “pruebas de realidad”. Consisten en, cuando estamos despiertos, repetir una tarea (como dar un golpe al escritorio con una mano, por ejemplo) y luego preguntarse si uno está despierto o soñando.

El hecho de repetir una tarea muchas veces genera que en algún momento esta aparezca durante el sueño. Así, si esto ocurre, es posible que nuestra mano traspase el escritorio en el sueño. Como parte de la tarea, el hecho de preguntarse si estamos dormidos o despiertos permitirá que tomemos conciencia de ambos estados.

 Otra de las técnicas consiste en llevar un diario de sueños, donde escribir todas las mañanas lo que recordamos haber soñado. Así, mediante el diario, podemos identificar elementos que aparecen de forma recurrente en los sueños y utilizarlos como controles. Cada vez que seamos conscientes de estar ante uno de esos elementos, debemos cuestionarnos si nuestra presencia es real o parte de un sueño.

Ahora que sabes que tú también puedes tener un sueño lúcido y algunas técnicas para llevarlo a cabo, ¿te atreves a probarlo?