¿Qué hacer para dormir? Cinco técnicas para dormirte en un abrir y cerrar de ojos

May 19, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Algo tan importante como es descansar se convierte para muchos en un auténtico suplicio. Tumbarnos en la cama después de una larga jornada  y que el sueño no llegue puede ser todo un sufrimiento. Y es que, a la hora de dormir, no solamente importa la cantidad, sino la calidad.

Cuando nuestro sueño es intermitente o interrumpido podemos llegar a tomar malas decisiones. Esto se debe a un continuo dolor de cabeza o malestar físico, sin olvidarnos de un mal rendimiento diario. El riesgo de enfermedad cardiaca o hipertensión es otro de los factores a los que somos propensos si padecemos insomnio.

Por ello, a continuación, te decimos 5 técnicas para dormirte en un abrir y cerrar de ojos que permitan descansar como no lo hacías desde hacía tiempo dedicado a todas aquellas personas que no saben qué hacer para dormir.

Cinco técnicas para dormir en un abrir y cerrar de ojos

 La técnica 4-7-8

Una forma fácil y sencilla de “quedarnos fritos” es la propuesta por el médico estadounidense Andrew Weil. Tan solo debemos de inspirar 4 segundos para llenar nuestros pulmones de aire. A continuación, lo mantendremos durante 7 segundos para después espirar durante 8 segundos. Andrew Weil asegura que si repetimos el proceso 3 veces solo serán necesarios 60 segundos para quedarnos dormidos. Uno de los métodos más usados tanto en las redes sociales como en el budismo del mindfulness. ¿Rápido verdad?

Relaja los músculos de todo tu cuerpo

Al final del día, nuestro cuerpo se encuentra en estrés total, y con ello, los músculos suelen estar rígidos. Para liberar toda esa tensión, debemos colocarnos en nuestra cama en una posición cómoda, a ser posible bocarriba. A continuación, comenzando por los pies, iremos imaginando cada una de nuestras regiones del cuerpo a la vez que inspiramos. Repite este proceso 3 veces. Es infalible.

Escucha música relajante y distrae tu mente

Pensar en las tareas pendientes que debemos de resolver el próximo día es uno de los motivos que nos impiden dormirnos cuanto antes. Una buena forma de olvidarnos durante la noche de nuestros problemas es la de escuchar música relajante. Muchas aplicaciones de música ya cuentan con listas dedicadas a la relajación. Preferentemente, no uses auriculares.

como dormir bien

Toma una bebida caliente y una ducha reparadora

La clásica ducha y el vaso de leche que nuestras madres nos daban antes de irnos a dormir es uno de los métodos más tradicionales y efectivos a la hora de conciliar el sueño. La leche contiene triptófano, uno de los aminoácidos encargados de producir serotonina, el neurotransmisor encargado de intervenir, entre otros, en nuestro proceso del sueño. La ducha ideal, con una temperatura no superior a los 38º C nos ayudará a relajarnos.

Imagínate en un lugar relajante

Nada de contar ovejas. Visualizarte en una isla desierta o en cualquier lugar que te produzca calma, ayudará a nuestro cerebro a dejar de lado los pensamientos negativos. Perfecta para personas que padecen insomnio.