¿Qué es la siesta japonesa inemuri?

Ago 21, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Una de las costumbres más singulares que nos caracteriza a los españoles es la de hacer la siesta después de comer. Aunque no dispongamos de demasiado tiempo para dormirnos profundamente, son muchos los que se dejan caer o dan una cabezadita aprovechando el rato de descanso entre el horario de la mañana y de la tarde.

Así como en otros países los trabajadores disponen de un mínimo para comer o tomar un tentempié, en la mayoría de los casos, las jornadas laborales que tenemos en nuestro país son partidas. De ahí que nuestros horarios difieren del resto porque llevamos otro ritmo de vida: acabamos más tarde de trabajar y prolongamos la hora de la cena para acabar acostándonos cuando la mayoría ya se ha ido a dormir.

El modo en que descansamos tiene mucho que ver con la cultura y las características propias de cada lugar. Así, existen otro tipo de siestas como por ejemplo la que se practica en Japón conocida como la siesta inemuri. Ya te avisamos que no tiene nada que ver con la nuestra. ¿Quieres conocer sus particularidades?

¿Qué es la siesta japonesa inemuri?

Inemuri significa quedarse dormido mientras se está presente. Aunque parezca una falta de respeto o una dejadez por parte de los trabajadores, significa todo lo contrario. Los japoneses tienen una forma muy particular de vivir. De hecho, es uno de los países en que menos horas se duerme y más tiempo se trabaja al día.

En la cultura japonesa, la importancia que se le da al trabajo en ocasiones resulta desmedida. Las jornadas laborales son muy largas y es habitual que sigan trabajando los festivos o los fines de semana. Son capaces de restar horas de sueño en beneficio de seguir con sus tareas y eso en algunas ocasiones conlleva problemas graves. En Japón llega a ser tan preocupante que se dan casos de muertes por exceso de trabajo (karoshi).

Por ese motivo, encontrarse con alguien dormido mientras está en una reunión o en el propio puesto de trabajo no está mal visto, sino todo lo contrario. Significa que es una persona muy responsable, ya que si eso le ha ocurrido, es a consecuencia del esfuerzo que realiza diariamente para progresar en su carrera profesional de forma extraordinaria. Así, aunque nos pueda resultar sorprendente, es una práctica muy enraizada en la cultura japonesa.

Más que dormirse profundamente, se trata de una desconexión que les permite volver de inmediato y sin ningún esfuerzo a lo que estaban haciendo anteriormente. Esa facilidad les posibilita tomarse esos paréntesis en el momento en que lo necesiten.

No obstante, existen ciertas reglas para que sea algo comprensible y no resulte una “tomadura de pelo” por parte del trabajador. Entre ellas la principal es que estas situaciones son admisibles siempre y cuando lo hagan estando sentados en su lugar de trabajo. No pueden acostarse o ausentarse del lugar de ocupación porque en ese caso sería una falta de respeto hacia la empresa.

A consecuencia de esta costumbre tan particular, en las ciudades más pobladas de Japón es habitual encontrarnos con los llamados hoteles cápsulas. Se trata de establecimientos que disponen de habitaciones de tamaño reducido a las medidas de una cama.

Se pueden alquilar por el tiempo que se necesite y también disponen de los servicios de cualquier hotel: restaurantes, zonas comunes y hasta incluso piscina. Así, en muchas ocasiones se utilizan para descansar cuando el agotamiento les impide llegar a sus casas.

Ya sabes, si visitas Japón que no te sorprenda ver a la gente con los ojos cerrados mientras están viajando en cualquier transporte público o sentados en los bancos de los parques. Eso sí, te aconsejamos no practicar inemuri en tu oficina por lo que te pueda pasar si te pilla tu jefe.

Por eso, mejor descansar por la noche en equipos de descanso adecuados a tus necesidades. Dormir las horas necesarias por la noche es una garantía para recargar las pilas y poder llegar al final de la jornada laboral sin quedarnos dormidos como los japoneses.