¿Qué es la polisomnografía?

Sep 20, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Dentro de los trastornos del sueño, son varias las patologías existentes y, a veces, no resulta fácil realizar un diagnóstico. Para determinarlos se utilizan pruebas como la polisomnografía, o lo que es lo mismo, un estudio del sueño.

Se trata de una prueba indicada para el estudio y diagnóstico de distintos trastornos del sueño y, normalmente, se lleva a cabo durante la noche. Por lo general, no suele ser necesaria para los clásicos trastornos de sueño como el insomnio, pero puede necesitarse en diversas ocasiones en las que los médicos no puedan identificar bien qué ocurre con nuestro sueño.

Pero, en cualquier caso, ¿en qué consiste exactamente este tipo de prueba? A continuación lo detallamos.

¿Qué es la polisomnografía?

La polisomnografía es un estudio del sueño que registra funciones corporales mientras dormimos (o intentamos dormir). En concreto, este estudio del sueño se ocupa de registrar las siguientes funciones, tal como nos indica la enciclopedia Medline:

  • La posición del cuerpo.
  • La actividad eléctrica de los músculos.
  • El esfuerzo y la frecuencia respiratoria.
  • El flujo de aire que entra y sale de los pulmones durante la respiración.
  • Los movimientos oculares.
  • Los niveles de oxígeno en sangre.
  • Las ondas cerebrales (EEG).
  • La frecuencia cardíaca.

Para llevar a cabo la prueba, se aplican electrodos (sensores) en el cuero cabelludo del paciente, así como en otras partes de su cuerpo y de su cara. En concreto, el personal sanitario colocará estos electrodos en el cuero cabelludo, el mentón y el borde de los párpados. Estos se mantienen durante todo el tiempo que dura el estudio, que normalmente es unas 8 o 9 horas. Al día siguiente se retiran los electrodos, pudiendo continuar después con la actividad normal.

En el estudio, se medirá la cantidad de tiempo que el paciente tarda en dormirse, al igual que el tiempo que emplea en entrar en el sueño con movimientos oculares rápidos. Para ello, además de utilizar monitores que registrarán las diferentes funciones corporales, especialmente los movimientos durante el sueño, también se utilizará una videocámara que grabe los movimientos mientras el paciente duerme. Además, el paciente también será observado por un proveedor especialmente entrenado en el caso de que el estudio del sueño se lleve a cabo en el centro específico.

polisomnografía

¿Dónde se lleva a cabo la polisomnografía?

Este tipo de estudio puede llevarse a cabo tanto en nuestro hogar como en un centro del sueño. Pero, ¿cómo se desarrolla el estudio según el lugar donde se lleve a cabo?

En casa

Para llevar a cabo el estudio del sueño en casa, se utiliza un polisomnógrafo. Este dispositivo contiene una serie de sensores que son capaces de hacer mediciones para llevar a cabo un diagnóstico en concreto. El polisomnógrafo se recoge en un centro del sueño o bien un terapeuta especializado acude al domicilio para preparar el dispositivo.

Estos casos son comunes en los casos en los que se sospecha de un posible diagnóstico de apnea del sueño. Estas pruebas utilizan una cantidad limitada de sensores para centrarse principalmente en este tipo de diagnóstico.

En el centro del sueño

Lo cierto es que lo más habitual es que la polisomnografía se lleve a cabo en un centro del sueño especializado según indica el Instituto del Sueño. Para ello, se llevan a cabo ciertas medidas:

  • Se solicita a la persona que llegue aproximadamente dos horas antes de la hora de dormir. Lo habitual es que sea por la noche, aunque también es posible realizar el estudio en otro momento en el caso de que el paciente trabaje en turnos nocturnos, por ejemplo.
  • Se le pide que no tome estimulantes durante las horas previas a la prueba.
  • Es necesario que el paciente tome su medicación habitual, exceptuando aquellos fármacos que puedan interferir con el sueño. En cualquier caso, el profesional le indicará las pautas en este sentido.
  • La idea es que el paciente duerma en una cama en este centro. Estos están preparados con cuartos similares a los de un hotel.

¿En qué casos se pide una polisomnografía?

Lo habitual es que se pida una polisomnografía si se sospecha de ciertos casos en concreto. Estos son algunos como:

  • Síndrome de movimientos periódicos en las piernas: en este trastorno, ocurre que las piernas se extienden y flexionan involuntariamente durante el sueño. A veces, este trastorno está relacionado con el síndrome de las piernas inquietas.
  • Conductas inusuales durante el sueño: estas pueden ser algunas como caminar, hacer movimientos rítmicos o moverse mucho.
  • Narcolepsia: una somnolencia abrumadora y ataques de sueño repentinos durante el día.
  • Insomnio crónico sin causa aparente: el médico puede recomendar una polisomnografía si se presentan problemas crónicos para conciliar el sueño.
  • Apnea del sueño u otro trastorno respiratorio relacionado con el sueño: en esta patología, la respiración se detiene y se inicia de nuevo durante el sueño.
  • Trastorno de conducta del sueño con movimientos oculares rápidos: este trastorno consiste en actuar físicamente durante el sueño.

Como ves, la polisomnografía es un estudio del sueño que se lleva a cabo en el caso de sospechar de la presencia de ciertos trastornos. Puede llevarse a cabo en casa o en un centro especializado, y existen ciertas medidas que deben llevarse a cabo antes de someterse a la prueba. Y tú, ¿has necesitado alguna vez este tipo de estudio?