Qué es la nicturia y cuáles son sus causas

May 24, 2022 | Uncategorized | 0 Comentarios

Son muchas las personas que se despiertan en mitad de la noche con la necesidad de orinar. Esto es lo que se conoce como nicturia y, a menudo, se considera una de las causas por las que nuestro descanso se ve interrumpido. Aunque lo habitual es que lo sufran especialmente personas mayores, lo cierto es que puede afectar a personas de todas las edades.

Los viajes al baño pueden causar un sueño fragmentado, somnolencia diurna excesiva y un riesgo elevado de caídas peligrosas. Es por eso que, aunque resulta un problema común, la nicturia no debería aceptarse como un problema inevitable. Te presentamos qué es la nicturia y cuáles son sus causas.

¿Qué es la nicturia?

La nicturia se define como la necesidad de despertarse por la noche para orinar. Es un síntoma de otras afecciones, no una enfermedad en sí.

Lo habitual es que una persona que padece nicturia se levante de la cama para orinar una o más veces por la noche. Según este estándar, la nicturia es algo que afecta a un gran número personas. Sin embargo, es probable que muchas de estas personas no encuentren un despertar problemático.

La nicturia tiende a ser más molesta cuando una persona se despierta dos o más veces y/o tiene dificultades para volver a dormirse.

No hay que confundir, sin embargo, la nicturia con enuresis nocturna: a diferencia de la nicturia, que implica despertarse y reconocer la necesidad de ir a orinar, la enuresis suele darse de forma involuntaria y sin la sensación de tener la vejiga llena.

¿Cuánto afecta este problema?

La nicturia es bastante común tanto en hombres como en mujeres. Estudios como el publicado en 2012 en la revista Reviews in Urology muestran que el 69% de los hombres y el 76% de las mujeres mayores de 40 años informan que se levantan para ir al baño al menos una vez por noche, y aproximadamente un tercio de los adultos mayores de 30 años hacen dos o más viajes al baño por la noche.

La nicturia puede afectar también a personas jóvenes, pero es común que sean las personas mayores las más afectadas. Se estima que casi el 50 por ciento de los hombres de setenta años tienen que despertarse al menos dos veces por noche para orinar. En general, la nicturia puede afectar hasta al 80% de las personas de edad avanzada. Además, la nicturia suele darse con frecuencia durante el embarazo, pero generalmente desaparece dentro de los tres meses posteriores al parto.

Qué es la nicturia y cuáles son sus causas

¿Cuáles son las causas de la nicturia?

Al parecer, existen tres problemas principales que tienden a provocar nicturia: producción de exceso de orina por la noche, disminución de la capacidad de la vejiga e interrupciones del sueño. Cada uno de estos problemas puede estar causado por una variedad de condiciones de salud subyacentes.

Producir exceso de orina por la noche

La producción de orina en exceso por la noche se conoce como poliuria nocturna y se estima que es una causa que contribuye hasta en un 88% de los casos de nicturia.

Para algunas personas, el exceso de producción de orina ocurre tanto por el día como por la noche. Esta afección, llamada poliuria global, se relaciona sobre todo con la ingesta excesiva de líquidos, diabetes y/o una función renal deficiente. Los diuréticos, incluidos los medicamentos y sustancias como el alcohol y la cafeína también pueden aumentar la producción de orina.

Disminución de la capacidad de la vejiga y aumento de la frecuencia urinaria

Incluso sin un aumento de la producción de orina durante la noche, la reducción de la capacidad de la vejiga y el aumento de la frecuencia urinaria también pueden dar lugar a la nicturia.

Las infecciones del trato urinario son una de las causas más comunes de cambios en la capacidad de la vejiga. También pueden ocurrir entre personas que tienen agrandamiento de la próstata, hiperplasia prostática benigna o vejiga hiperactiva.

Interrupciones del sueño

Aunque tendemos a enfocarnos en la micción nocturna como una interrupción del sueño, existe evidencia convincente de que los problemas para dormir también son un factor importante en la provocación de casos de nicturia.

Uno de los ejemplos más claros es la apnea obstructiva del sueño, que provoca pausas repetidas en la respiración durante la noche. La nicturia ocurre en alrededor del 50% de las personas con apnea del sueño.

Aunque, más allá de la apnea, existe un debate entre los expertos sobre si la nicturia causa trastornos del sueño o al revés. Es más probable que los problemas para dormir, incluso el insomnio, sean la causa principal si una persona tiene dificultades para volver a dormirse después de ir al baño.

Como ves, son varias las posibles causas que pueden llevar a una persona a padecer nicturia. Sin embargo, según el caso, convendrá que el problema sea valorado por un especialista. ¡No dudes en consultar con tu médico si crees que puede haber algún problema en tu salud!