¿Qué es la hipnopedia?

May 30, 2022 | Uncategorized | 0 Comentarios

¿Has oído alguna vez hablar sobre la hipnopedia? Al parecer, la hipnopedia consiste en aprender nueva información mientras dormimos. Esta idea se hizo muy popular en la década de 1950 sobre todo entre aquellas personas que querían aprender un nuevo idioma, dejar malos hábitos o simplemente aprender algo nuevo.

A día de hoy, sabemos que el sueño juega un papel vital en la memoria y el aprendizaje, especialmente en la consolidación de la memoria (transfiriendo información de la memoria a corto plazo de la memoria a largo plazo). Sin embargo, estar expuesto a estímulos completamente nuevos durante el sueño no parece tener demasiado efecto en la vigilia.

¿De dónde surgió la idea de la hipnopedia?

Probablemente, la primera mención de un dispositivo utilizado para el aprendizaje del sueño proviene del escritor de ciencia ficción Hugo Gernsback y su historia escrita en 1911. Casi dos décadas después, Alois Saliger inventó un dispositivo: el Psycho-Phone, afirmando que dormir no era diferente de estar hipnotizado y que podemos ser influenciados también por sugerencias.

Después de varios años, en 1932, Huxley, en Un mundo feliz, explicó la idea de la hipnopedia. En la novela, a las personas se les inculcan mensajes morales a través de series de oraciones que se repiten una y otra vez mientras duermen.

Los científicos consideraron que la idea era imposible, pero se volvió popular una vez más en la década de 1950 cuando se utilizó el EEG (electroencefalograma) para rastrear el sueño. Más o menos en este momento, la hipnopedia se convirtió en algo de gran interés (todavía más) en muchos libros de ficción, series y películas de radio y televisión.

Quizás la aparición más famosa de la idea se encuentra en la novela y la película La naranja mecánica, en la que se esperaba que el personaje principal fuera rehabilitado, para después ser convertido en una persona incapaz de cometer delitos y acciones violentas.

Numerosas empresas se han beneficiado de la popularidad de la hipnopedia, vendiendo sus materiales de audio a personas de todos los estratos de la sociedad.

¿Qué es la hipnopedia?

¿Qué es la hipnopedia y cómo funciona?

La hipnopedia consiste en el aprendizaje que se produce mientras dormimos. La idea detrás de esto es que las personas podrían aprender y usar activamente el conocimiento sin ningún esfuerzo. Aunque es un concepto atractivo, la investigación no ha podido respaldar la hipnopedia en este sentido. Sin embargo, hay algunas investigaciones que invitan a la reflexión y nos dicen que los seres humanos pueden aprender ciertas cantidades de información mientras duermen.

Cuando se escuchan nuevas palabras en personas dormidas, estas no las recordarán ni podrán reconocer que las han escuchado mientras dormían. Un estudio publicado en 2016 en la revista Neuroscience of Consciousness mostró que las palabras que se escuchan de noche no pasan desapercibidas para el cerebro.

Aunque los sujetos del estudio no pudieron recordar activamente ninguna de las palabras dadas, las grabaciones de EEG revelaron que había un “rastro de memoria” en sus vías neuronales. Este rastro de memoria no era el mismo para las palabras aprendidas durante la vigilia y las palabras presentadas durante el sueño. Sin embargo, esta información no pasa por la corteza prefrontal, por lo que no se puede recuperar.

El aprendizaje durante el sueño muestra resultados en el acondicionamiento audio-olfativo (sonido-olor), tal y como afirma otro estudio publicado en 2012 en la revista Nature. Un grupo de personas escuchó un sonido, seguido de un mal olor durante el sueño. También se reprodujo un sonido diferente seguido de un olor agradable.

En las noches siguientes, se repitieron los mismos sonidos y los participantes aprendieron qué sonidos coinciden con qué olores durante el sueño. Después de reproducir el sonido asociado con un mal olor, la gente olfatea débilmente, como para evitar el olor y viceversa. Después del otro sonido, olisquearían con fuerza.

A diferencia del primer ejemplo, donde el electroencefalograma era la única manera de ver rastros de aprendizaje, en este estudio el comportamiento de olfateo persistió durante la vigilia. Sin embargo, los sujetos no eran conscientes de haber aprendido este hábito.

De hecho, los olores se pueden utilizar para ayudar a los fumadores a dejar este hábito. Si se combinan con olores desagradables mientras dormimos, el olor del cigarro recibe una asociación desagradable en nuestra mente. Este experimento de condicionamiento aversivo hace que los cigarrillos sean desagradables: la gente, después, deja de fumar. Este tipo de aprendizaje mostró mejores resultados cuando el olor se produjo durante la segunda etapa del sueño, en el sueño ligero.

Y tú, ¿conocías qué es la hipnopedia? Quizá te funcione si tienes algún mal hábito, ¡aunque recuerda que lo más importante por la noche es descansar adecuadamente!