¿Qué diferencia hay entre un edredón y una funda nórdica?

Oct 11, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

En lo que respecta a la elección de ropa de cama de invierno, a veces puede resultar complicado decantarse por una pieza u otra, a veces porque no entendemos la diferencia que puede haber entre ellas.

Y es que puede que creas que un edredón y una funda nórdica tienen las mismas funciones. Sin embargo, se trata de dos productos diferentes que se fabrican también con objetivos distintos. Para que puedas decidirte con toda la información posible, a continuación te presentamos qué diferencia hay entre un edredón y una funda nórdica.

Los edredones y las fundas nórdicas

 La funda nórdica ha ido haciéndose terreno en nuestras vidas, pero resulta curioso que, hasta hace poco, no resultaba tan común utilizarla. Y es que, en nuestro país, el elemento que nos acompañaba durante todo el invierno siempre ha sido el edredón. Sin embargo, con la aparición de la funda nórdica y sus comodidades, el edredón ha perdido protagonismo.

Principales características de los edredones

Por un lado tenemos el edredón: esa pieza textil que utilizamos desde hace mucho tiempo atrás para aislarnos del frío. Antes de su aparición, lo habitual para calentarnos en las noches de invierno eran las mantas.

 Se trata de un elemento clave en invierno gracias a su composición, aunque puede ser prescindible en algunos lugares donde las temperaturas no son excesivamente bajas.

Por lo general, un edredón suele incluir en su interior un relleno de fibra sintética, plumas o plomissol. Estéticamente son bastante similares a las colchas por fuera, y pueden encontrarse en diferentes tejidos y estructuras.

Su capacidad térmica suele ser intermedia, lo que los hace ideales para ser utilizados no solo durante el invierno, sino también en épocas como la primavera o el otoño cuando las temperaturas no son tan extremas. En cualquier caso, la capacidad calorífica que nos ofrezcan dependerá del edredón por el que nos decantemos.

 

¿Qué diferencia hay entre un edredón y una funda nórdica?

¿Para qué sirven las fundas nórdicas?

Las fundas nórdicas son ese elemento que recubre el edredón nórdico. Se trata de fundas que se ocupan de proteger el edredón, cumpliendo además con una función estética, ya que podemos elegir la funda nórdica que prefiramos entre una amplia variedad de opciones.

Esta amplia variedad permite así jugar con la estética que prefiramos para nuestro dormitorio según la estación en la que nos encontremos o incluso la decoración que prefiramos crear en nuestro dormitorio.

En este sentido, podemos encontrarnos una gran variedad de fundas nórdicas según su composición y los colores que queramos combinar. Así, por un lado, podemos encontrar los juegos de fundas nórdicas en 50% algodón y 50% poliéster. Esta opción puede ser más asequible económicamente hablando, y combina ambos materiales creando una funda nórdica cómoda y suave.

Por otro lado, disponemos de los juegos de fundas nórdicas 100% algodón. Este material resulta muy acogedor y transpirable, y ayuda también a mantener el calor corporal en los meses de frío. Es por eso que el algodón es uno de los materiales más recomendables para completar nuestra ropa de cama, especialmente en lo que resulta a las fundas nórdicas.

Puedes elegir tu funda nórdica en una amplia variedad de colores y estampados según el material por el que esté compuesta. Echa un vistazo al catálogo y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

El interior de las fundas nórdicas: el edredón nórdico

 El edredón nórdico, por su parte, es un tipo de edredón compuesto, por lo general, de fibra sintética o de plumón. Suelen estar también acolchados, que pueden ser de una amplia variedad de gramajes. Esta última característica del edredón resulta clave a la hora de escoger entre un edredón u otro, y hace referencia al peso del edredón, que determinará su capacidad térmica.

Poco a poco fue popularizándose, y en la actualidad, el edredón nórdico es el tipo de edredón más utilizado para resguardarnos del frío invierno. Podemos encontrar este tipo de ropa de cama fabricada con materiales naturales o con materiales sintéticos. Estos últimos están rellenos de fibras que simulan el poder aislante que pueden proporcionar las plumas naturales.

Entonces, ¿qué diferencia hay entre un edredón y una funda nórdica?

Como habrás podido entender, la diferencia principal entre un edredón y una funda nórdica es que el primero es una prenda independiente que sirve como abrigo complementario a las mantas y sábanas. Por su parte, la funda nórdica es una pieza textil que recubre el relleno nórdico, que puede ser de distintos gramajes y puede cambiarse según la época del año en la que nos encontremos.

Por lo general, gracias a que puede intercambiarse su relleno e incluso retirarse, las fundas nórdicas son más transpirables que los edredones clásicos. Estos últimos, por su parte, pueden resultar algo más pesados.

Ahora que sabes cuáles son las diferencias entre unos y otros, te invitamos a que te decidas sobre cuál es la prenda que necesitas para tu cama. ¿Un edredón o una funda nórdica con su relleno? ¡Echa un vistazo a nuestro catálogo y elige la que más te convenga!