¿Qué colchón comprar? Te enseñamos los puntos a tener en cuenta

Ene 17, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS

Para decidir adecuadamente qué colchón comprar es necesario tener en cuenta factores como la firmeza, transpirabilidad y hasta qué punto se adapta a nuestro cuerpo, ya que las necesidades de descanso de una persona mayor, por ejemplo, no son las mismas que las de un adolescente. Del mismo modo, nuestra altura y peso también repercutirán en la comodidad del colchón, favoreciendo así no solo nuestra comodidad sino evitando dolores musculares y contracturas.

Ranking de materiales según su adaptabilidad

Los colchones de viscoelástica son los que más se adaptan a nuestro cuerpo y movimientos. Su característica principal es que su espuma reacciona al calor del cuerpo y se amolda completamente a nuestra forma. Es una buena opción si dormimos en pareja porque los movimientos del otro no afectan a la estructura del colchón y además es perfecto si sufrimos de dolores musculares, padecemos contracturas o tenemos problemas óseos y articulares.

Los colchones de látex también suelen tener bastante adaptabilidad, aunque algo menos que la viscoelástica porque pierden la forma del cuerpo con más rapidez. Es perfecto si tenemos problemas respiratorios debido a alergias o asma, ya que los insectos de la familia de los ácaros no pueden anidar en el látex. También es una buena opción para las parejas porque absorben bien los movimientos.

En la actualidad, los colchones de muelles suelen ir en una estructura de varias capas aislándolos unos de otros, por lo que dan mejor resultados que los antiguos colchones de muelles. Si decidimos este tipo, estaremos eligiendo un colchón una gran capacidad de transpiración, que junto a su combinación con otros materiales dan lugar a un descanso óptimo y reconfortante.

Cuáles son los más transpirables

La transpirabilidad es importante para saber si vamos a pasar más o menos calor durante el verano. En este caso, los de muelles son los que mejor dejan pasar el aire, así que es la opción correcta para los más calurosos. Aunque los colchones de látex como los de viscoelástica solían acumular bastante el calor, actualmente la tecnología y la investigación han hecho que estos materiales puedan por si solos ofrecer un alto grado de transpirabilidad. Así que podrás elegir el material que mejor se adapte a tus necesidades.

El colchón más firme

Aquí entra en juego el peso y las posturas que tengamos al dormir. Por lo general, una persona de más peso, necesitará un colchón más firme para evitar el “efecto barca” y en el caso contrario, será mejor un colchón con firmeza media para que el peso se reparta.

Dependiendo de la postura, si dormimos boca arriba, un colchón firme nos asegurará mayor confort en la espalda y el cuello, de firmeza intermedia para dormir de lado y en el caso de que pasemos la noche boca abajo, un colchón más blando para que no se resientan las cervicales ni la columna.

Los colchones de látex y viscoelástica son más firmes que los de muelles, aunque existen muchos modelos y de cada material podemos encontrar diferentes firmezas.

La estatura también cuenta

Para evitar que los pies se salgan, el colchón debe medir 10 cm más que nuestra estatura y siempre es recomendable elegirlos con un grosor de al menos 15 cm para estar seguros de que serán cómodos.

Los nuevos materiales que se utilizan en la fabricación de colchones nos aseguran una amplia variedad para que a la hora de decidir qué colchón comprar, este encaje perfectamente con nuestro estilo de sueño y estructura corporal, aumentando la calidad del descanso y favoreciendo la recuperación de nuestro cuerpo ante las malas posturas que solemos adquirir durante el día.