Problemas para dormir durante la menopausia

Jul 26, 2021 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

La menopausia es la etapa de la vida en que las mujeres dejan de menstruar. Este cambio biológico supone una disminución de la producción de estrógeno y progesterona. Como consecuencia de ello, es normal que aparezcan algunas molestias que pueden prolongarse durante varios años después.

El desorden hormonal no afecta de la misma manera a todas las mujeres. Mientras en algunas este proceso no supone mayor incomodidad, otras sufren alteraciones que se manifiestan sobre todo durante el sueño.

La menopausia aparece en la franja de edad que va de los 40 a los 50 años. Se diagnostica como tal cuando han pasado 12 meses sin tener ninguna menstruación. Por eso, antes de la menopausia, hay una etapa conocida como perimenopausia en la que los periodos ya empiezan a perder la regularidad habitual.

¿Cuáles son los efectos que ocasiona la menopausia?

Las consecuencias más habituales de la menopausia son los sofocos, los sudores nocturnos y los problemas en el sueño. Sin embargo, los síntomas pueden variar dependiendo de cada caso concreto.

Los cambios hormonales que se producen cuando se acaba la regla suelen afectar al estado de ánimo y causar ansiedad, irritabilidad o cansancio. Además, la menopausia puede ocasionar aumento de peso, acumulación de grasa o alteraciones en la densidad del cabello.

Problemas para dormir durante la menopausia

No obstante, uno de los problemas más frecuentes que aparecen con la menopausia es la dificultad para dormir de un tirón. Puede ocurrir que estemos durmiendo plácidamente y, de repente, despertarnos con un calor ardiente y agobiante. Puede tratarse de sofocos, un ataque repentino que afecta principalmente al rostro y a la parte superior del cuerpo.

Aunque suelen desaparecer en unos segundos, a veces pueden durar minutos y presentarse acompañados de sudoraciones y palpitaciones. Los sofocos suponen una reacción ante la alteración del sistema termorregulador de nuestro cuerpo. El problema es que, si se producen mientras se está durmiendo, provocan una interrupción involuntaria del sueño mermando así la calidad del descanso.

Hábitos para mejorar el sueño en la menopausia

Para intentar descansar adecuadamente, es aconsejable adoptar hábitos que nos permitan mejorar en la medida de lo posible un sueño continuado. Si estás interesada, puedes probar con algunos de nuestros consejos:

Crear un ambiente agradable

A la hora de irse a dormir, es conveniente acostarse lo más relajadamente posible. Para ello, no nos interesa llevarnos a la cama el teléfono, la tablet o el ordenador. Los dormitorios despejados de aparatos electrónicos crean un ambiente libre de las interferencias que alteran los ciclos del sueño.

Además, es importante mantener el nivel óptimo de humedad, así como una ventilación adecuada en la habitación. Tanto la temperatura elevada como la sequedad en el ambiente influyen negativamente en el resultado de nuestro descanso.

Para ayudarte a controlar la temperatura corporal, la ropa de cama y los pijamas que dispongan de un nivel alto de transpirabilidad pueden ser una buena opción a tener en cuenta. Por ese motivo, nuestra recomendación es decantarse por las sábanas o fundas nórdicas 100% algodón ya que evacuan fácilmente el sudor.

Practicar ejercicio regularmente

La práctica del ejercicio físico en cualquier circunstancia es una garantía saludable. Durante la menopausia todavía con más motivo, ya que previene la pérdida de masa ósea y de esa manera se puede evitar el riesgo de fracturas y de padecer osteoporosis.

Además, la depresión es otra de las consecuencias que en algunos casos la menopausia provoca en las mujeres. Para mitigar sus efectos, el deporte es un antídoto que mejora el estado de ánimo y nos ayuda a permanecer activos. No es necesario realizar una actividad de gran esfuerzo: un simple paseo, una vuelta en bici o bailar son algunas de las actividades que puedes practicar para sentirte mejor.

Equipos de descanso adecuados

En cualquier caso, un buen colchón es una garantía para obtener un descanso favorable. Por eso, en Maxcolchon nuestro equipo de profesionales puede ayudarte a elegir el que más te convenga según tus necesidades.

Dentro de la gama de los viscoelásticos, te proponemos el modelo Naturfresh. Al estar especialmente diseñado para evacuar el calor y la humedad que se desprende mientras dormimos, puede ser una alternativa para solucionar los problemas nocturnos durante la menopausia. ¡Te sorprenderá!

Y recuerda: no dudes en consultar con tu médico ante cualquier síntoma de menopausia. Un profesional podrá darte las pautas que necesitas en estos momentos.