¿Por qué sufres el síndrome de la boca seca por la noche?

Abr 27, 2019 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

¿Te has levantado alguna vez con tu garganta dándote problemas? Es posible que una de las causas sea que tienes la boca seca. ¿Cómo puedes saber que sufres este síndrome? Los siguientes síntomas pueden inducirte a tener la boca seca:

  • Dificultades para hablar y tragar.
  • Saliva espesa y viscosa
  • Mal aliento
  • Labios agrietados
  • Garganta reseca.

Ahora bien… ¿qué puedes hacer para remediarlo?

 

La boca seca por la noche

El síndrome de la boca seca llega cuando las personas no salivan lo suficiente para mantener la boca húmeda. ¿Por qué puedes sufrir de este síndrome? Hay varias causas que lo explican:

1. ¿Tienes alguna infección o problema en la boca?

Si nunca antes habías tenido la boca seca, es normal que te preguntes por qué ahora sí. En ese caso, lo mejor que puedes hacer es consultarlo con tu médico de cabecero. Nadie como un profesional en el sector médico para orientarte bien en tu salud.

2. ¿Qué has bebido antes de ir a dormir?

Lo que hayas tomado antes de ir a dormir también puede provocarte el síndrome de la boca seca. Tomar bebidas con cafeína, como el café y el té, bebidas alcohólicas o la falta de hidratación pueden provocarte la boca seca.

3. Tu almohada importa

La almohada es importante por dos motivos: la comodidad de tus cervicales y tu posición al dormir. Una mala postura cervical puede llevarte a ronquidos, dolores y también, a despertarte con la boca seca. Una mala postura te hará respirar por la boca, algo que, como te contaremos ahora, tiene sus consecuencias.

4. Respirar por la boca

Hay gente que respira por la boca, y otras personas que solo lo hacen mientra duermen. Debes saber que respirando así tienes más opciones de levantarte con la boca seca después de dormir.

¿Cómo evitar el síndrome de la boca seca?

Si padeces el síndrome de la boca seca, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir este problema:

1. Cuida tu alimentación.

Tu rutina en cualquier aspecto es importantísima, especialmente para tener o no la boca seca. En primer lugar, reduce el consumo de alcohol, de tabaco y de bebidas con cafeína como el té, el café y las bebidas energéticas. Segundo, asegúrate de beber el agua suficiente y mantener tu cuerpo hidratado. Sabes que es necesario beber dos litros de agua al día, por lo que será un buen aliado. La cena también es vital: evita comidas con azúcar y alimentos secos y que sean duros.

Comida Sana rutina

2. Duerme en el colchón y con la almohada correcta

Como has leído antes, las características de tu almohada pueden llevarte a tener la boca seca para dormir. También es importante que duermas en el colchón adecuado, que te haga tener la postura ideal para tu descanso.

3. Evita la sequedad de tu dormitorio

Dormir en un ambiente seco es un motivo que acaba facilitando tu boca seca. Esto es algo habitual en los ambientes veraniegos y secos, que tiene solución. Deja encendido un humidificador para darle la humedad ambiental necesaria a tu dormitorio.

Aunque el síndrome de la boca seca es algo bastante habitual en muchas personas, es algo que hay que intentar corregir a tiempo. La saliva juega un papel fundamental en la protección de los dientes y de las encías. Tener la boca seca por la noche, además de causar mal aliento, puede llevar a otros problemas, como la caries. Cuídalo y despierta con todo en condiciones.