¿Por qué me duele la cabeza cuando duermo demasiado?

Ago 24, 2021 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Migrañas, cefaleas en racimo o cefaleas del tipo hípnicas. Por descansar sobre un colchón inadecuado y una almohada que se asemeja demasiado a una pesadilla. Estrés, ansiedad y presión laboral. Como puedes observar, existen demasiados factores que pueden estar detrás de una situación que nadie quiere vivir en primera persona: “me duele la cabeza cuando duermo”.

Porque el dolor de cabeza es más que una molestia, un malestar, un trastorno o una condición física, sino más bien, una tortura. Y por una combinación infinita entre los factores anteriormente enumerados, la situación parece volverse más insostenible cuanto más dormimos. Para combatir contra ello, analizamos las causas, consecuencias y posibles soluciones a un escenario que debemos impedir por el bien de nuestro descanso y, por tanto, de nuestra salud.

Causas físicas que pueden provocar nuestro dolor de cabeza

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la migraña está presente en unos 5 millones de españoles. Como desgraciadamente ya sabemos, estamos hablando de una enfermedad con diferentes niveles de gravedad y que se convierte en una de las razones principales por las que nos duele la cabeza tras dormir. Algo que puede agravarse cada vez que descansamos más horas de las previstas.

Iniciado en el tronco del encéfalo y extendido por el tálamo, el hipotálamo y la corteza, el dolor de cabeza provocado por la migraña suele ser intenso y asociado a una terrible angustia.

Siguiendo con las principales causas más biológicas, médicas y físicas, encontramos los dos tipos de cefalea: en racimos y despertador. La primera, se caracteriza por dolores intensos en los ojos y ambos lados de la cabeza. Un malestar que puede derivar en congestión nasal e incluso goteo de las fosas nasales. La segunda categoría de cefalea, la despertador o hípnica, es habitual padecerla una vez cumplidos los 50 años.

Los dolores de cabeza relacionados con el dormir también pueden estar asociados a la propia narcolepsia o a la conocida como apnea del sueño. En ambos casos, lo ideal sería consultar con tu médico de confianza para conocer cómo combatir estas consecuencias físicas.

 ¿Qué es la resaca del sueño? La gran causa del dolor de cabeza matutino

El otro principal motivo que provoca la aparición de estos dolores de cabeza que sufrimos tras dormir demasiadas horas guarda relación con nuestro cerebro: la resaca del sueño. Una especie de trastorno que se origina por una alteración de neurotransmisores y serotonina. ¿Cómo?

Como bien sabemos, existe un ciclo que se repite cada 24 horas y al que llamamos ritmo circadiano. Es decir, los cambios físicos, mentales y conductuales que siguen los procesos naturales de luz y oscuridad. Durante el mismo, se envía la información necesaria a las células de nuestro cerebro que indican la hora de dormir o de despertarse. Si, tras recibir la señal de que hay que dejar de dormir, seguimos haciéndolo, nuestro cerebro sufre la llamada resaca del sueño, algo que provocaría ese dolor de cabeza tan característico con el que puedes despertar tras dormir muchas horas.

Cómo combatir contra el dolor de cabeza por las mañanas: la importancia de un buen equipo de descanso 

Si bien es cierto que, como hemos visto, muchos de estos dolores de cabeza pueden estar provocados por migrañas, cefaleas o la denominada resaca del sueño, existe otra razón que puede derivar en este malestar matutino. Dormir sobre un equipo de descanso inadecuado, que no se adapta a tus necesidades o que ya ha superado la década de uso, es sinónimo de dolor de cabeza (amén de otras molestias físicas).

Más allá del colchón viscoelástico o látex que puede ayudarnos a abrazar a Morfeo, la clave para evitar los dolores de cabeza al despertar se puede encontrar en una almohada cuyo tacto y firmeza no se asemejen al de una piedra. Y es que, muchas veces tendemos a aceptar soportes duros o que no facilitan nuestra posición ideal para dormir, algo que puede derivar en un mal descanso. Por ello, tras haber dormido muchas horas, tenemos la sensación de no haber descansado y, por supuesto, el dolor de cabeza maldito.

Además de disfrutar del mejor equipo de descanso posible, existen otros factores que pueden ayudarnos a combatir los dolores de cabeza. Por supuesto, consultar con especialistas médicos que nos asesoren y nos traten. Además de la medicina, cumplir con cierta rutina, alcanzar una correcta higiene del sueño, llevar una vida sana y reestablecer un horario de sueño habitual, nos ayudará a dormir plácidamente sin temor a sufrir dolores de cabeza al día siguiente.