¿Por qué las fundas de almohada son imprescindibles para tu descanso?

Jul 16, 2019 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Nuestras almohadas acumulan con el uso mucho polvo, humedad y suciedad. Esto provoca que grandes cantidades de ácaros, bacterias y hongos se junten en ellas. Las fundas de almohada son el complemento perfecto para nuestro juego de sábanas, consiguiendo más protección frente a estos problemas y alargando la vida útil de nuestro cojín.

Con ellas conseguimos mayor higiene y protección contra las manchas. Evitan que la saliva y el sudor que segregamos durante la noche se filtre a nuestra almohada. Gracias a ello, prevenimos problemas respiratorios, alergias, acné y hasta que nuestras defensas bajen.

Existen muchos tipos de fundas para cubrir todas nuestras necesidades. Además de las características antes mencionadas, podemos encontrarlas con protector para el calor, hipoalergénicas, etc. Tampoco debemos olvidarnos de mantenerlas adecuadamente, lavándolas una vez a la semana con agua caliente y siguiendo las instrucciones del fabricante. Como ves, el mantenimiento es sencillo, pero a pesar de usar funda, es importante lavar nuestra almohada una o dos veces al año.

¿Qué funda de almohada compro?

Llegados a este punto, es normal que nos preguntemos qué funda de almohada comprar. Hay varios detalles en los que fijarnos para acertar con nuestra elección.

En primer lugar, y por obvio que parezca, es importante asegurarnos de comprarla del mismo tamaño que nuestro cojín. Si es muy pequeña puede no caber o romper y si es muy grande, seguro que formará arrugas que nos molesten al dormir.

Lo siguiente que podemos valorar es elegir una que cubra nuestras necesidades de descanso. Para aquellos que pasemos mucho calor son aconsejables las termorreguladoras y las hipoalérgenicas son una gran ayuda para los alérgicos.

Por último, es imprescindible prestarle atención al tejido con el que están hechas, pues nuestra piel estará en contacto con él toda la noche.

fundas de almohada impermeables y resistentes

Tencel, el mejor tejido para las fundas de almohada

Por todo lo visto anteriormente, no podemos dejar de mencionar las fundas para almohada de Tencel. Están hechas con un tejido 100% natural de origen vegetal. Además su proceso de fabricación es totalmente ecológico. Este tejido es suave y sedoso, lo que nos da una agradable sensación al dormir.

Tiene la ventaja de que no se arruga ni se encoge, así que no sufriremos molestias que impidan nuestro descanso y nuestra funda durará más. Absorben la humedad relativa en función de la temperatura de la piel, por lo que evitan con mayor eficacia que llegue a nuestro cojín. Otra ventaja es que se pueden lavar a máquina. Las fundas Tencel cubren un amplio abanico de necesidades para nuestro completo descanso.

El material Tencel es el material perfecto para proteger tu colchón y tu almohada: es resistente, higiénico e impermeable

La gran ventaja del material Tencel, y el gran motivo por el que es perfecto para cualquier producto, es su impermeabilidad. La fibra Tencel absorbe los líquidos y hace que estos nos lleguen a la almohada, aumentando su durabilidad y mejorando su resistencia. De esta forma, tu almohada queda protegida del sudor. Además de impermeable, el Tencel es transpirable. Con esta función transpirable, la almohada queda en las mejores condiciones cada día.