¿Por qué el descanso ayuda a mejorar mi salud?

Ene 30, 2019 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Uno de los mejores consejos de salud que pueden darnos es el de no subestimar el descanso. Frecuentemente, cometemos el error de no darle a dormir bien la importancia que tiene. Aunque es recomendable dormir entre 7 u 8 horas diarias, el buen descanso va más allá de las horas. Un buen descanso se produce cuando el sueño es reparador y permite recuperar la energía gastada durante el día.

¿Por qué es necesario un buen descanso cada noche? Contar con un sueño de calidad aporta beneficios a la salud en todos los aspectos.

1.

Previene problemas cardiovasculares. Un estudio publicado en el European Journal of Preventive Cardiology revelaba que dormir mínimo siete horas diarias con un ritmo de vida saludable reducía al menos un 65% el riesgo cardiovascular. El mismo estudio revelaba que estos buenos hábitos reducían hasta un 83% el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular respecto a las personas sin hábitos de vida saludables. Esta necesidad de contar con un descanso de calidad se multiplica en edades avanzadas, más propensas a este tipo de episodios.

2.

Beneficios físicos. Tanto a nivel de peso como de imagen, el buen descanso te ofrece beneficios. Dormir bien te hace perder peso, ya que el insomnio provoca grelina, conocida como la hormona del apetito. Esta hormona te hace desear los alimentos grasosos y azucarados, lo que hace que ganes peso. A nivel de imagen, el mal descanso también tiene consecuencias. La falta de sueño hace que los niveles de cortisol se disparen, lo que provoca que la piel se deshidrate y te haga una imagen más deteriorada.

3.

Mayor agilidad mental. Dormir bien es vital porque durante el sueño, el cerebro lleva a cabo distintos procesos que intervienen en la consolidación de los recuerdos y los procesos de aprendizaje. El buen descanso se hace más importantes en épocas de alta carga mental. Un estudio reciente de la Universidad de Baylor afirma que dormir ocho horas durante épocas de exámenes mejora los resultados académicos. Un buen sueño lleva a mayor agilidad mental, creatividad y capacidad de concentración. Por otro lado, un estudio de la Western University recogió que dormir demasiado afecta a la salud intelectual y disminuye las habilidades cognitivas.

4.

Un día a día de mejor humor. La falta de sueño es uno de los principales causantes de mal humor. Una investigación reciente de la Universidad de Iowa afirmó que el cansancio agrava la irritación y eleva el nivel de nervios. Dormir bien provoca un despertar con energía, optimismo y motivación. Un condicionante importante para mejorar tu humor y mantenerte día a día en las mejores condiciones.

Es inequívoco que descanso y salud van de la mano. Cuidar los hábitos y la rutina diaria es imprescindible para dormir bien. No obstante, todavía hay más. Es imposible contar con un buen descanso sin tener un equipo que se adapte a las necesidades de cada durmiente.