¿Piojos? Te contamos cómo desinfectar la ropa de cama

May 30, 2020 | TE INFORMAMOS

Es como una plaga estacional que llega, más o menos, un par de veces al año para fastidiar nuestra cotidianidad y bienestar. Y, aunque su gravedad reside más en la concepción social que en la propia salud, es algo que cuando aparece tenemos que erradicar de raíz. Hablamos de los piojos, el malestar que crean, la alarma escolar que su aparición suele suponer y sus consecuencias colaterales. Porque no solo basta con eliminarlos del cabello, los piojos también tienen que desaparecer de la ropa de cama o la vestimenta diaria.  Pero, ¿cómo prevenir la llegada de estas liendres? ¿Pueden dejar sus huevos en nuestras camas? Te contamos todo lo que necesitas saber.

Qué son y cuándo aparecen los piojos

Los piojos no son otra cosa que unos pequeños parásitos que necesitan de la sangre humana para sobrevivir. Estos insectos diminutos suelen vivir en la cabeza de las personas y es ahí donde depositan sus huevos (también conocidos como liendres) cuando alcanzan la edad adulta. Normalmente, estas liendres suelen tener el tamaño de una partícula de caspa del cuero cabelludo.

Aunque es cierto que los piojos pueden resistir temperaturas bastante altas (aquellas que oscilan o superan los 30 grados), lo más habitual es que aparezcan en épocas cálidas, pero, quizá no tan calurosas. Ahí, en los meses que colindan con el verano, suelen emerger estas molestas plagas que sobre todo azotan a los más pequeños. Es por eso que la alarma social que levanta suele estar asociado con los finales y comienzos del curso escolar. La mezcla de buen tiempo y el contacto físico entre los niños es el caldo de cultivo perfecto para su reproducción.

Una vez iniciada la aparición de los piojos, no basta con la desinfección capilar de los que la padecen. Porque, aunque no puedan resultar un grave problema de salud, al final de lo que estamos hablando es de una plaga de insectos. Es por ello que también se recomienda lavar las ropas, la ropa de cama, las toallas o incluso los juguetes con agua muy caliente y usando el ciclo a mayor temperatura que dispongan las secadoras.

Cómo lavar la ropa de cama para la correcta eliminación de los piojos (o su correspondiente propagación)

Ya hemos comentado que los piojos no reducen su problema al hecho de tenerlos o no en el cuero cabelludo. También pueden residir en determinados materiales y la ropa es el más común de todos. Por ello, es indispensable un lavado completo de toda la ropa que dispongamos, haciendo especial hincapié en la de cama: sábanas, colchas, edredones… Solo haciendo caso a los siguientes consejos, podremos lograr la completa eliminación de piojos y liendres.

Para cerciorarte de que tu casa es un hogar libre de piojos, tienes que lavar TODA la ropa que hayas usado en los últimos días o haya estado en contacto con la ropa que ha estado expuesta a los piojos. Por ello, todo tipo de sábanas y demás complementos de cama que hayas utilizado deben hacer su particular visita a la lavadora (por no hablar de toallas o juguetes en el caso de los más pequeños).

Una vez reunida toda la ropa en la lavadora, debes poner la temperatura a un mínimo de 54º. A partir de este número de grados, los piojos no podrán sobrevivir. En el caso de no disponer de lavadora, haz lo propio sumergiendo la ropa de cama en agua cuya temperatura también sea de al menos 60º. Por ejemplo, en una lavadora.

Como alternativa, puedes utilizar una secadora con su ciclo caliente (superior a los 54º ya comentados). Por ejemplo, cualquier ropa de lana que no quieres que se encoja con el agua caliente o aquellas delicadas sábanas de seda.

El hecho de limpiar toda la ropa de cama es sobre todo aconsejable con la aparición de los piojos corporales, los cuales suelen vivir más en las ropas que en las propias cabezas. Sea como sea, sigue las instrucciones anteriormente narradas y conseguirás erradicar la proliferación de estos indeseables parásitos.