Patas de somier: Pequeños detalles que cambian el estilo

Mar 25, 2020 | TE INFORMAMOS

El dormitorio es la estancia de la casa más íntima, el único lugar que, no es de paso para nuestras visitas. Esto permite que tendamos a personalizarlo de la forma que más se adecúa a nuestros gustos y necesidades. La elección de soportes, cabeceros, colchones y textiles son una extensión de nuestra propia personalidad.

Es el lugar que más cómodo debe resultarnos en nuestro hogar. No en vano es en el que vamos a pasar un mayor número de horas, en el que vamos a descansar y a recargar las pilas para nuestra actividad diaria. Las patas de somier son también una parte importante del dormitorio, no solo por su importancia funcional, sino también porque acompañan al estilo que queramos dar a la estancia.

En Maxcolchon las patas de somier vienen incluidas con el somier o la base tapizada, aunque pueden adquirirse por separado. Este tipo de complementos están disponibles en diferentes materiales y alturas, así como se pueden adquirir en pack de diferentes unidades.

Patas de somier para diferentes estilos decorativos

El material y el color de las patas de somier acompañarán mejor a uno u otro estilo de decoración. A continuación de mostramos algunas ideas:

Patas que aportan un estilo nórdico o rústico

El estilo escandinavo o nórdico se inspira en la naturaleza, por lo que el material que más le va es el más natural: la madera. Lo mismo ocurre con el estilo rústico, el único cambio es la tonalidad de la madera que utilicemos.

Aunque hay que recordar que el estilo nórdico empezó con unas tonalidades oscuras, aunque con el tiempo los colores han ido aclarándose paulatinamente. Las patas de madera en tono claro encajan perfectamente en este estilo decorativo, especialmente para conseguir diseños minimalistas y funcionales.

Las patas de somier o base tapizada también están disponibles en tono cerezo ideal para aquellas habitaciones que necesitan un estilo más elegante.

Un estilo industrial

Este estilo decorativo utiliza materiales de construcción propios de la época de la industrialización, por lo que el metal siempre es bien recibido. Las patas metálicas en Maxcolchon están disponibles tanto para su uso en somieres como en bases tapizadas.

El único problema es que el uso del metal puede quedar algo frío, por lo que siempre es aconsejable introducir en el dormitorio algunos materiales y colores más cálidos que equilibren el ambiente.

Las patas son un complemento que incide directamente en el estilo decorativo que queremos transmitir en nuestros dormitorios, siendo fundamental elegir el material y el color adecuado de una forma equilibrada en el conjunto de la estancia.