Motivos por los que tienes que cambiar el canapé

Jun 25, 2020 | DORMITORIO, PRODUCTOS

Hace ya años que diste un salto fundamental que cambió tu descanso y el paradigma de cómo entendías el soporte de un colchón. Durante mucho tiempo pensabas que no había nada más allá del típico somier. Afortunadamente, todo cambió, viste el modelo que te enamoró y ganaste vida y espacio extra en tu dormitorio. Pero todo pasa y ha llegado el momento de cambiar aquel canapé que tanto te aportó. Estos son algunos de los motivos por los cuales defendemos que es una buena idea.

Por qué deberías cambiar el canapé de tu cama

Sí, es verdad que los canapés de Maxcolchon ofrecen plenas garantías ya que disponen de la estructura metálica más robusta y resistente del mercado gracias a su composición interior de tubo acerado. Y sí, disponen de tantos acabados que podríamos no acabar nunca de enumerarlos: cantos redondos, rectos, tapas en 3D, tapas de marco… Y cómo no, tapizados de polipiel, chenilla, aqualine y Ecolife. E infinitos colores. Y, espera, nos olvidábamos de los canapés de madera.

Sí, los canapés son robustos y casi tan duraderos como tu propio hogar. Son la base más perfecta que existe para que tu colchón pueda ofrecerte el descanso diario que mereces. Sin embargo, por todo esto que acabamos de nombrarte, encontramos una razón por la que puede ser un buen motivo cambiar el canapé. Porque quizás ha llegado el momento de cambiar el tapizado. O apostar por la madera si lo tenías de estructura metálica. O has decidido decantarte por la apertura frontal.

Pero si los motivos estilísticos no te parecen lo suficientemente importantes, sigue leyendo.

MOTIVOS PRÁCTICOS PARA CAMBIAR EL CANAPÉ

Has cambiado de colchón

Aunque la durabilidad de los canapés es mucho mayor que la vida útil de los colchones. Recuerda, no duermas en ellos más allá de una década.

La lógica nos dicta que, si hemos apostado por un colchón de gama alta, para aprovechar todos sus beneficios nada mejor que renovar el canapé y adquirir el que mejor se ajuste a sus características.

Desgastes, rasguños, roturas y el inevitable paso del tiempo

Si bien es cierto que las probabilidades de rotura son muy escasas y que la durabilidad de los canapés garantiza muchos años de buen uso, hay veces que ni el mejor de los cuidados puede asegurar que vayan a durar toda la vida.

El primer detalle al que debes prestar atención cuando hablamos de revisar el estado de un canapé es su firmeza. Si has notado que el colchón, el cual apenas ha sufrido desgaste, ya no te aporta la firmeza que ofrecía antes, posiblemente sea sinónimo de que el canapé es el culpable. No escatimes con ello y sustitúyelo por un modelo nuevo. De lo contrario, el propio colchón puede llegar a sufrir daños imprevistos.

A nivel más estilístico, el desgaste puede tener un cariz superficial. Es decir, su aspecto ha cambiado debido a que en la parte exterior el paso del tiempo o los golpes involuntarios han provocado desperfectos y rasguños. Si el impacto visual de tu cama y de tu habitación se ven perjudicados por ello, encontramos otro motivo por el cual será bueno sustituirlo por un nuevo modelo.

Por último, y no menos importante, el mencionado desgaste, una mala instalación o su uso inadecuado han podido limitar su estabilidad. Es decir, lo que antes era silencio y tranquilidad a la hora de dormir se ha transformado en espantosos ruidos más propios de los viejos somieres de antaño. No lo dudes y chequea la tienda online de Maxcolchon para descubrir los nuevos modelos.