Mareos por las mañanas: ¡No estoy embarazada!

May 11, 2021 | SALUD, TE ACONSEJAMOS

Son muchas las personas que, día tras día, despiertan y sienten algún tipo de malestar, dolor o incomodidad que les perturba. Frecuentemente, este malestar se manifiesta en forma de mareos, que pueden tener diversos orígenes.

Aún así, muchas mujeres pueden verse confundidas al sentir estos mareos por las mañanas, dado que una de sus causas podría ser el embarazo. Y es que uno de los síntomas que provocan los cambios hormonales que se producen durante este proceso son los mareos nada más levantarse, junto con las náuseas.

¿Qué son los mareos?

El término “mareo” hace referencia a un amplio abanico de sensaciones, como inestabilidad, debilidad, desvanecimiento o aturdimiento. Se trata de una de las causas más habituales por la que los adultos visitamos al médico y pueden afectar considerablemente a nuestro día a día, especialmente cuando los mareos son frecuentes.  Aún así, los mareos rara vez son una señal de un trastorno grave que pueda comprometer a la salud en exceso.

Los síntomas habituales que se presentan con los mareos suelen ser:

  • Pérdida del equilibrio o inestabilidad.
  • Sensación falsa de movimiento (vértigo).
  • Sensación de estar flotando en el aire, con la cabeza pesada o atontado.
  • Sensación de desmayo o aturdimiento.

Los mareos por las mañanas durante el embarazo

Si estás embarazada o lo has estado antes, sabrás que uno de los síntomas comunes del embarazo es precisamente sentirse mareada, especialmente por las mañanas. Pero, ¿por qué ocurren?

Al parecer, estos mareos podrían tener algo que ver con los cambios que se producen en el flujo de sangre durante este proceso con el objetivo de mantener al bebé. El volumen de sangre en el organismo aumenta hasta un 40-50 por ciento, y para compensarlo, el corazón aumenta las pulsaciones y bombea más sangre por minuto. Esto hace que los vasos sanguíneos se dilaten y la presión arterial disminuya.

Por lo general, el sistema cardiovascular se adapta a estos cambios. Sin embargo, pueden darse momentos puntuales en los que el organismo no consigue adaptarse lo suficientemente rápido y esto puede causar una sensación de mareo en la embarazada. En casos extremos, esta sensación también puede derivar en un desmayo, aunque no es lo habitual.

¿Y si no estoy embarazada? Otras causas de los mareos por las mañanas

Como hemos podido ver, los mareos por las mañanas son algo que puede ocurrir con frecuencia durante el embarazo. Pero, ¿qué pasa si hemos comprobado que efectivamente no estamos embarazadas y, aún así, padecemos estos mareos de vez en cuando o incluso a diario? Existen otras causas posibles que pueden provocar estos mareos.

Mareo cervicogénico

Un tipo de mareo que puede darse frecuentemente por las mañanas es el mareo cervicogénico. Este se produce por culpa de una disfunción de la parte de la columna de las cervicales, y puede provocar dolor de cabeza e inestabilidad. Esto es lo que comúnmente se conoce como mareos por cervicales, para los cuales se recomiendan las almohadas cervicales.

Mareos por problemas de circulación

Algunas personas sufren problemas de circulación que pueden llevar a que se sientan débiles y sufran mareos o desequilibrios. Estos pueden ser:

  • Una mala circulación sanguínea. Los trastornos como la arritmia, accidente isquémico transitorio, cardiomiopatía y otras enfermedades cardiovasculares pueden llevar a una mala circulación sanguínea. Además, una disminución del volumen de sangre puede provocar un flujo sanguíneo inadecuado hacia el oído interno o hacia el cerebro.
  • Descensos de la presión arterial. Los descensos bruscos en la presión arterial pueden ocasionar sensación de debilidad o un aturdimiento breve. Puede ocurrir al levantarse demasiado rápido, por ejemplo.

Mareos debidos a problemas en el oído interno

El oído interno alberga sensores que ayudan a detectar el movimiento hacia delante y hacia detrás así como la gravedad. Cuando se dan trastornos en esta parte de nuestro organismo, podemos sufrir vértigo: una sensación falsa de que el entorno está moviéndose o girando. Es un tipo de mareo que se produce mientras el cerebro trabaja para ordenar la desorientación. Puede ocurrir debido a varias afecciones:

  • Migraña. Aquellas personas que sufren de migraña a menudo padecen también episodios de vértigo u otros tipos de mareos. Estos pueden durar de minutos a horas y pueden asociarse con la sensibilidad a la luz y al ruido y con dolor de cabeza.
  • Infección. Una infección viral del nervio vestibular (neuritis vestibular) puede causar vértigo intenso y constante.
  • Vértigo postural paroxístico benigno. Este trastorno causa una sensación breve e intensa pero falsa de estar girando o moviéndose. Estos episodios son desencadenados por un cambio rápido del movimiento de la cabeza, como cuando damos la vuelta en la cama.

Otras causas de los mareos por las mañanas

Además de los que hemos mencionado, pueden existir otras causas para los mareos por las mañanas que no tengan que ver con el embarazo. Algunas de ellas podrían ser:

  • Bajas concentraciones de hierro en sangre (anemia). La anemia puede causar estos mareos por las mañanas, además de debilidad, palidez y fatiga.
  • Medicamentos: los mareos también pueden ser un efecto secundario de algunos medicamentos, como los antidepresivos, las convulsiones, los tranquilizantes o los sedantes. En particular, los medicamentos para bajar la presión arterial podrían causar desmayos si disminuyen demasiado la presión arterial.
  • Afecciones neurológicas: otra causa de los mareos por las mañanas podría ser el padecimiento de algún trastorno neurológico, como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson.
  • Nivel bajo de glucosa en sangre (hipoglucemia): normalmente ocurre en aquellas personas que padecen diabetes. En esta enfermedad, los mareos podrían estar acompañados por ansiedad y sudoración.
  • Trastornos de ansiedad: la ansiedad también podría causar aturdimiento y mareos. Por ejemplo, pueden darse en los ataques de pánico.
  • Hipertermia y deshidratación: en un clima caluroso o en escasez de líquidos es probable que aparezcan los mareos.

Como ves, existen muchas causas posibles por las que podemos sentir mareos por las mañanas. Si bien es cierto que el embarazo es una de las posibles causas de estos mareos, lo cierto es que existe un amplio abanico de causas por las que esto podría ocurrirnos. En cualquier caso, aunque pueda no resultar algo grave, te recomendamos consultar con un médico si estos mareos aparecen de forma recurrente.