Los sueños más virales de la historia

Mar 14, 2021 | TE INFORMAMOS

Existen las pesadillas, los sueños recurrentes, los que nos despiertan en medio de la noche con el sudor empapándonos, los eróticos, los que no tienen sentido o los que mezclamos el espacio y el tiempo. Pero, ¿existen sueños famosos? ¿Y virales? Hacemos un repaso por los más trascendentes de la historia.

Sueños premonitorios que se convierten en virales

El ya lejano 11 de febrero del año 2013, la usuaria @yolandademena publicó en Twitter el siguiente mensaje: “Mi novio anoche se despertó a las 4am diciendo que había soñado con un nuevo papa llamado Francisco I y hoy Benedicto renuncia”. Efectivamente, ese día se anunció la renuncia del alemán Ratzinger y la proclamación del argentino Jorge Mario Bergoglio, el cual adquirió el nombre oficial de Francisco I. Un sueño plasmado en un tuit convertido en viral: 77 mil retuits y 25 mil “likes”. Es decir, un sueño viral.

Aunque ahora tenemos estas redes sociales que pueden convertir en viral hasta los propios sueños, antes de que llegaran herramientas como Twitter algunos sueños se convertían en famosos.

Cuando la inspiración musical te aparece en un sueño

Quizás el más conocido de la historia no es otro que el que llevó a Paul McCartney a componer una de las canciones más famosas de la historia. Según ha contado en numerosas ocasiones el ex integrante de los Beatles, una mañana se levantó con una melodía en la cabeza: “Me desperté con una hermosa melodía en mi cabeza. Había un piano vertical a mi lado, a la derecha de la cama junto a la ventana. Me levanté, me senté al piano… Me gustó mucho la melodía, pero como la había soñado, no podía creer que la hubiera escrito. Llegué a pensar que ya existía y le estuve preguntando a todo el mundo si la conocían”. Al final, esa canción se convirtió en ‘Yesterday’, el tema con más versiones de la historia.

Un sueño monstruoso

Si la composición de Paul McCartney data de 1965, retrocedemos aún más en el tiempo para encontrar una novela histórica que cambió el transcurso de la literatura universal. Era el verano de 1815 cuando Mary Wollstonecraft Godwin y su novio Percy Shelley viajaron hasta Ginebra para visitar a su amigo el poeta Lord Byron. Allí vivieron uno de las épocas más sombrías y tormentosas que se recuerdan, lo que les hizo pasar muchas horas encerrados en la casa. Para pasar el tiempo, Byron les retó a escribir una historia de terror a cada uno de ellos. Mary, que por aquel entonces contaba con 19 años, se decantó por un relato que había soñado poco antes. Ese mismo año se casó con Percy, pasándose a llamar Mary Shelley. Obviamente, ese relato se convirtió en un libro llamado ‘Frankenstein’.

El sueño premonitorio que cambió la historia de Estados Unidos

“Allí me encontré con una espantosa sorpresa. Ante mí había un catafalco, sobre el que descansaba un cadáver envuelto en vestimentas funerarias. A su alrededor había soldados que actuaban como guardias; y había una multitud de personas, algunas mirando con tristeza el cadáver cuyo rostro estaba cubierto, otras llorando. ¿Quién ha muerto en la Casa Blanca? Le pregunté a uno de los soldados «El Presidente» fue su respuesta; «¡Fue asesinado por un asesino!» Luego vino un fuerte estallido de dolor entre la multitud, que me despertó de mi sueño «.

Así es como Abraham Lincoln explicó a su esposa lo que había soñado la noche anterior. Pocos días después acudió a una representación teatral junto a su mencionada mujer y otros dos invitados. La obra en cuestión era ‘Our American Cousin’, de Tom Taylor. El lugar, el teatro Ford ubicado en la capital norteamericana. Sin darse cuenta de lo que sucedía, John Wilkes Booth se acercó por detrás y le disparó una vez. Lincoln falleció al día siguiente.

Un sueño hecho a retales

Otro de los sueños más famosos de la historia nos lleva al también lejano 1845. El inventor Elias Howe se encontraba en plena vorágine creativa. Tenía una gran idea. Una máquina con una aguja que consiguiera coser. El problema es que no sabía cómo hacerla funcionar. Tras unos días de ensayos y errores, una noche se fue a dormir. Soñó con un grupo de nativos que lo convertían en prisionero.

En el sueño, Elias Howe veía como sus captores bailaban alrededor mientras sostenían unas lanzas. Un movimiento que le hizo fijarse en que todas esas lanzas contenían unos agujeros cerca de las puntas. Al despertar, aplicó lo vivido en el sueño en su invento. Ubicó un agujero en la punta de la aguja que tenía su máquina. Así consiguió que le hilo se enganchara cuando atravesaba la tela. Su diseño cambió y así es cómo inventó la máquina de coser.