Los secretos de la almohada cervical

Ago 22, 2019 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

La almohada puede ser tan importante como el colchón a la hora de descansar. Si te lo estás preguntando: sí, probablemente sea negativo dormir sin almohada y mucho más si sufres de dolencias cervicales. De hecho, para ello se crearon las almohadas cervicales: para aquellas personas que tienen problemas en el cuello.

El dolor de cuello puede ser consecuencia de muchas vivencias diarias: el estrés, la tensión, una mala postura… Y suele hacerse más grave con la edad. Normalmente, las personas que padecen dolor de cuello poseen un nudo o simplemente rigidez muscular. Ello puede incluso llegar a provocar dolor de cabeza, dada la mala circulación de la sangre que se produce cuando se dan los nudos musculares.

En resumen, una mala postura a la hora de dormir o un mal apoyo pueden ser la causa del dolor cervical. El problema es que este pueda convertirse en un problema más grave, como puede ser la tortícolis grave.

Por su parte, la almohada es, junto al colchón, la pieza que se encarga de mantener la posición natural del cuerpo (y por lo tanto la columna recta) durante la noche. Y eso significa que tu descanso será óptimo.

Existen muchos tipos de almohadas que puedes utilizar para aliviar el dolor cervical. Sin embargo, si lo que buscas es una almohada para tus cervicales, entonces quizá te interese una almohada viscoelástica.

La almohada cervical para el dolor de cuello

Para aliviar el dolor de cuello si este te molesta asiduamente, lo mejor que puedes hacer es adquirir una almohada cervical para dormir por las noches. Y, por supuesto, dormir boca arriba sobre esta almohada. De esta manera la espalda queda totalmente descansada, y con ello la columna, eliminando la rigidez del propio cuerpo.

Además, estas almohadas cuentan con una pequeña zona curvada en la parte central, con un desnivel aproximadamente 2,5 centímetros entre la zona baja y la zona alta. Así, la idea es que la zona cervical de la persona que utilice la almohada esté en contacto con esta pequeña zona alta o abultada de la almohada, mientras la cabeza descansaría en la curva que se forma en la almohada.

Normalmente están compuestas de viscoelástica, lo que produce una mayor adaptación a la postura de la persona que la utilice. Se trata de un material que se adapta a la forma de nuestro cuerpo, y sus propiedades ergonómicas facilitan que tengamos una buena postura al dormir.

De esta manera evitaremos que se produzcan malos apoyos o hábitos posturales que hagan que se desarrollen presiones y, por tanto, los dolores cervicales.

La almohada cervical viscoelástica de Maxcolchon

En Maxcolchon tenemos a tu disposición una almohada cervical viscoelástica que posee un diseño que permite un adecuado soporte al cuello, previniendo molestias cervicales. Su forma está creada especialmente para ayudar a mejorar el descanso en las personas que poseen dolencias en la zona del cuello.

Se compone de viscoelástica, que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, disminuir las presiones y mejorar la postura del cuello de aquella persona que la utiliza.

Esta almohada tiene habitualmente unos 10 centímetros de altura en la parte más baja, y 12,5 centímetros en la parte más alta.

Si lo que buscas es una almohada cervical que se adapte a tu cuello con precisión, eliminando problemas cervicales, nosotros la ponemos a tu disposición. Entra en la web de Maxcolchon y descubre la viscoelástica moldeada hecha para tus cervicales.