Los mejores trucos para dormir en verano

Jul 16, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

El verano es nuestra estación favorita por ser la que habitualmente elegimos para nuestras vacaciones. Después de todo un año dando el callo en el trabajo, por fin podemos permitirnos unas semanas para estar en familia y disfrutar de nuestras aficiones favoritas.

Paradójicamente son las fechas en las que más nos cuesta conciliar el sueño por el calor y el cambio de nuestros hábitos. Vamos a darte unos trucos para dormir plácidamente durante la temporada estival.

Beneficios de dormir bien en verano

Un descanso adecuado es una de las cosas que más influencia puede tener en tu salud. Es la mejor forma de recuperar las energías que has agotado durante el día. Las múltiples actividades que realizas en verano pueden llegar a agotarte más que el trabajo, aunque sea un cansancio mucho más divertido. Debes recuperar rápidamente tu tejido muscular.

El descanso te permite recuperar la plasticidad cerebral, ayudándote a estructurar y organizar mejor tus ideas. No olvides que es en las vacaciones cuando más tiempo tenemos para pensar. Dormir bien en verano aumenta la producción de colágeno, con lo que tu piel aumentará su capacidad de retener el agua, algo que necesitarás mucho más en verano. Aparte de ser fundamental para el sistema inmunológico y el crecimiento de tus hijos, si les ha quedado alguna asignatura suelta para septiembre necesitarán descansar para reforzar su aprendizaje y memoria.

Los mejores trucos para dormir bien en vacaciones

Duerme la siesta… con moderación

Cuando estamos trabajando soñamos muchas veces con la llegada del verano para tener un ratito después de comer que nos permita echarnos una buena siesta. Está demostrado científicamente que es algo muy saludable. Sin embargo, procura que no sea de más de media hora, porque si no puede provocarte un trastorno del sueño y te puedes pasar el resto del verano sin pegar ojo.

Date un chapuzón unas horas antes de irte a la cama

Si estás en un hotel con piscina o tienes la playa a mano, no dudes en refrescarte. Tu organismo te lo agradecerá. Y si no, siempre puedes darte una refrescante ducha, pero no lo hagas justo antes de dormir porque podrías espabilarte.

No bebas en exceso por la noche

Algo complicado con los calores del verano y la necesidad de hidratación que conlleva. Un truco es hidratarte paulatinamente durante el día para no estar muerto de sed por las noches. Intenta no cenar alimentos salados. El objetivo es no tener que pasarte toda la noche dando viajes al baño.

Nada de aparatos eléctricos en la cama

Procura no ver la televisión ni tener encendido el ordenador cuando te vayas a la cama. Tendrás suficiente tiempo durante el día para hablar por el móvil y tener conversaciones en las redes sociales que sólo te provocarían una hiperactividad cerebral. Apágalo y así no tendrás que despertarte si a alguno de tus amigos le da por pedirte que te unas a una fiesta en plena noche.

consejos para ajustar un dormitorio de verano

Practica deporte

No será por falta de oportunidades: excursiones de senderismo y en bicicleta, natación en la piscina o en el mar… No te pases todo el tiempo tumbado en una hamaca porque tendrás una sobrecarga de energía que no te permitirá dormir adecuadamente. Y volverás al trabajo con unos kilos de más.

Aclimata tu habitación

Procura que siempre tenga una temperatura entre 19º y 26º. Si tienes un regulador de temperatura sólo tendrás que ponerla a tu gusto. Si no la tienes, mantén el cuarto con las persianas bajadas durante el día para que el solazo no la convierta en un horno.

Colchones y ropa de cama

Procura que el colchón en el que vayas a dormir sea de un material transpirable, preferiblemente con muelles ensacados, y que su soporte permita que circule el aire.

Es el momento de devolver tu calentito nórdico al armario hasta que se acabe el calor y de cambiar tu ropa de cama. Las sábanas y la ropa de cama más apropiadas para el verano es la elaborada son las que tengan un 100% de fibras naturales, como el algodón, la seda, el lino y el satén. Mantente alejado de los tejidos sintéticos y de los que contengan lana o te pasarás la noche sudando. Esperamos que todos estos trucos para dormir en verano te hayan sido útiles y te deseamos las mejores vacaciones de tu vida.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=18mVvXvDw3E[/embedyt]