Los mejores colchones baratos para segundas residencias

Jul 28, 2020 | DORMITORIO, PRODUCTOS

Ha llegado el verano. Si sumamos los findes de semana más el mes de vacaciones que disponemos, estaremos fuera de nuestros hogares unos 40 días con sus correspondientes 40 noches. O lo que es lo mismo, más de un mes alejados de la comodidad de nuestras camas. ¿Estás dispuesto a sacrificar tu descanso durante ese mes y pico? ¿No crees que es precisamente ahora, en plenas vacaciones, cuando más mereces el sueño más reconfortante? Hoy en día, con una oferta tan variada y un catálogo tan extenso, no merece la pena seguir tirando del viejo colchón del año 1994 que llevaste a la casa del pueblo. Deshazte de él y apuesta por uno de los colchones baratos para segundas residencias que ofrecemos desde Maxcolchon.

El error de cada verano

En un pensamiento habitual en el que las personas solemos incurrir, establecemos en un doble error que nuestro cuerpo y nuestro descanso también se toman unas vacaciones. Poniendo un ejemplo práctico, nos desplazamos a nuestra segunda residencia. Allí, disponemos de un viejo colchón en el que dormimos todas las noches que estaremos (entre 15 y 40 días si contamos los fines de semana estivales). Esa falta de hábito y el considerar tanto al verano como a este segundo hogar como algo esporádico, nos traslada a un peor descanso y al uso de colchones de baja calidad, sin incidir en sus prestaciones y en un mínimo de calidad.

Afortunadamente, en Maxcolchon disponemos de una amplia selección de colchones de viscoelástica, muelles y espumación que juegan por la gama más económica. Diversas opciones que, en función de nuestros gustos y de nuestras necesidades, nos hará decantarnos por uno u otro. Y en cualquiera de los casos, hablamos de modelos que no romperán ningún presupuesto familiar ni pondrán en jaque las vacaciones.

Para aquellos que sufran dolores musculares o de espalda

Es algo que ya hemos dicho con anterioridad: tu salud no se toma ningún tipo de vacaciones. Y si eres de esas personas que, por desgracia, padecen de dolores musculares o problemas de espalda, estos no van a desaparecer durante el periodo estival. Por tanto, si vas a desplazarte a tu segunda residencia durante el verano, nada mejor que seguir apostando por la misma firmeza y el mejor de los materiales que ya luces el resto del año.

En Maxcolchon recomendamos entrar en la gama más económica de colchones fabricados con material viscoelástico ya que alivian los puntos de presión, tensiones acumuladas en diferentes zonas del cuerpo. Por tanto, son ideales para las personas que padecen dolores de espalda. A partir de esta premisa, solo tienes que bucear un poco para seleccionar aquellos que garanticen una firmeza intermedia y se adapten por tanto a la forma de tu columna. De esta manera, ofrecerás el mejor reposo a tu cuerpo sin caer en posturas poco naturales y más forzadas.

Para los que son calurosos

Por razones obvias y evidentes, el uso mayoritario que se va a hacer de las camas que presiden las segundas residencias sucederá en la estación veraniega. Por tanto, hablamos de las noches más calurosas del año, algo que puede convertirse en una especie de infierno personal para todos aquellos que padecen un mayor nivel de sudoración. Es aquí donde encontramos otro factor que nos lleva a apostar por un nuevo modelo de colchón. Independientemente de si solo va ser usado en vacaciones, no puedes permitirte pasar noches donde te despiertas todo el rato por el calor que estás pasando.

Colchones fabricados con muelles ensacados o aquellos modelos más transpirables van a convertirse en la mejor compra de todo el verano. Buceando por la gama económica de Maxcolchón, encontrarás el mencionado anteriormente Sport Fresh-Gel, con un nivel de transpirabilidad muy alto o el Eco, un producto compuesto por muelles ensacados, firme, ergonómico y perfecto para el descanso de personas de peso intermedio.

Para aquellos que tengan un peso más elevado

Otra característica a tener en cuenta a la hora de adquirir un colchón barato para tu segunda residencia es tu propia fisionomía. Porque no vas a dormir igual si pesas 90 kilos o 60, el nivel de firmeza será otra de las prestaciones a tener en cuenta.

En el catálogo Maxcolchon, encontramos modelos como el Odín, con un acolchado superior de 4 centímetros de viscoelástica que lo convierten en un producto ideal para reducir la presión del cuerpo y mejorar la circulación sanguínea, el Confort-Visco, un modelo mega-económico que resultará perfecto para tu segunda residencia, o los ya mencionados Eco y Sport-Fresh Gel, el cual se está postulando a rey del verano.