Los diferentes trucos para dormir a los bebés

May 10, 2021 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Aquí va un dato que puede dejar fríos a todas las mamás y a todos los papás: durante el primer año de vida de un recién nacido, sus progenitores pueden perder entre 400 horas de sueño y 700. Traducido en días, unos 29 tirando por lo alto. Es decir, el primer año de vida de tu bebé se torna en un mes de sueño menos para ti. Con estas cifras, lo normal es que estos trucos para dormir a los bebés se puedan volver de vital importancia para el descanso de todos esos padres que ya no saben qué hacer para que sus pequeños duerman más.

Los mejores consejos para dormir rápidamente a tu bebé

Entre 14 y 19 horas al día. Esa es la horquilla en la que se manejan las horas de sueño de los bebés. Unas cifras que pueden parecer muy altas (de hecho, lo son), pero que encuentra su reverso negativo en el siguiente dato: los bebés no suelen dormir más de cuatro horas seguidas.

Es en este último dato donde nace la desesperación y el cansancio de los padres. Cuando un recién nacido no puede dormir más de 3 ó 4 horas seguidas cada noche, los padres acaban teniendo los mismos despertares nocturnos. Una situación que se agrava durante los primeros 6 meses de vida (a veces más) y que tiene sus consecuencias en el mal rendimiento laboral del día siguiente. Amén de los problemas físicos y emocionales relacionados con el cansancio.

Por si eres uno de esos padres y madres que tienen un bebé que aún es incapaz de dormir entre 8 y 12 horas seguidas (algo que podrás festejar cuando tu pequeño supere los 6 ó 7 meses de edad), aquí van una serie de consejos y trucos que te ayudarán a dormir al bebé.

El (milagroso) método Oompa Loompa

Sostener al bebé sobre las rodillas, mecerlo sin brusquedad y cantar con un tono suave el “oompa loompa” sacado de ‘Charlie y la fábrica de chocolate’. Por muy bizarro y simple que suene, solo tienes que ver este vídeo que unos padres subieron con este método improvisado por ellos para comprobar su eficacia. En menos de 30 segundos, su recién nacido cae dormido.

Ayudarse de diferentes aplicaciones

Las nuevas tecnologías y las app de nuestros smartphone no solo sirven para subir fotos a Instagram. Baby Sleep, Instant Baby Sleep o Baby-Silencer son aplicaciones gratuitas que puedes descargar en tu móvil y que ayudarán a dormir a tus bebés. ¿Cómo? Gracias a la reproducción de sonidos relajantes (Baby Sleep o Instant Baby Sleep) o la emisión de luces en movimientos y transiciones dulces y suaves (Baby-Silencer).

Disponer del mejor colchón de cuna posible

No solo los adultos precisamos de un colchón transpirable o firme, también los recién nacidos. Además de ofrecerles un colchón de cuna firme, que no tenga demasiados acolchados superiores y que cuente con fibras suaves y sistema anti-ahogo, también hay que tener en cuenta la cantidad de fluidos que emiten los bebés. Algo que puede provocarles un mal descanso y que solo un colchón de cuna con calidad como el Eco o el Luna podrá proporcionarles.

Darles un baño con agua templada

Antes de seguir este truco, lo ideal es que el bebé haya tomado la leche materna antes y no tenga una sensación de hambre que le perturbe. Tras comprobar esta situación, darle un bañito puede relajarle si lo acompañamos con movimientos amorosos, suaves y lentos.

Crea un buen clima en su habitación

Igual que hacemos con nosotros, mantener un ambiente cálido y confortable en la habitación es fundamental. Con una temperatura que no se aleje de los 22 grados, la ausencia de ruidos estridentes y tapándole o abrigándole con tejidos cómodos, de algodón y que ayuden la termorregulación, tendrás medio camino andado. Además, sitúales boca arriba o de lado para dormir en la cuna.

Darles el pecho

Como ya hemos dicho, que se alimenten antes del baño templado y acostarse resultará vital para la conciliación del sueño. Es importante que sepas que la leche materna contiene triptófano, el elemento que nos ayuda a dormir gracias a que cuando se metaboliza en nuestro cuerpo produce serotonina y melatonina.

Despeja la cuna

Además de situarlos en la posición más correcta para los bebés (boca arriba o de lado), asegúrate de que no haya ningún objeto en la cuna. Mantas, peluches, juguetes, biberones… El único objeto que está recomendado por la Asociación Española de Pediatría es el chupete. Según informan, favorece tanto la respiración como la posición de la lengua, disminuyendo así el riesgo de muerte súbita.