¿Los colchones enrollados pierden sus propiedades?

Jun 16, 2020 | DORMITORIO, PRODUCTOS

Hasta hace unos cuantos años, la imagen asociada a los colchones enrollados era negativa. Esta práctica que se usaba con productos fabricados en países subdesarrollados, se utilizaba para abaratar el coste del desplazamiento.

Esto sucedía, sobre todo, con colchones de muelles que, junto a los artesanales, son los tipos de colchones que nunca deberían ser enrollados para facilitar su transporte. Debido a los materiales con los que están fabricados (más aún en los artesanales hechos con fibras especiales), una vez recuperada su forma original, esta nunca se producía al 100%.

Afortunadamente, la tecnología aplicó materiales como las viscoelástica en los colchones. El famoso efecto memoria del que hacen gala ha provocado que esta técnica de transporte haya pasado de algo chapucero a un método de transporte super profesionalizado y muy recomendable. Te explicamos los motivos.

La pregunta que nos tortura: ¿Son iguales los colchones que nos llegan enrollados a los demás?

Ya sea tras haber sido atendido por nuestros profesionales en cualquiera de nuestras tiendas físicas repartidas por España o tras navegar cómodamente por nuestra tienda online, te has decantado por un modelo concreto de colchón. Una vez escogido el servicio de entrega y tras esperar el tiempo correspondiente (entre 24 horas y 9 días laborales), tu nueva adquisición ha llegado a casa… enrollado.

Esta viñeta cotidiana de la que son testigos nuestros miles de clientes es una práctica cada vez más habitual y que, a diferencia de antaño, no conlleva ninguna consecuencia negativa. Y la razón principal es la más importante: los colchones enrollados no pierden sus propiedades y ni siquiera un ápice de calidad.

El colchón, que como ya hemos dicho se enrolla por un simple motivo práctico que facilite su transporte e instalación en las viviendas (algunas de tamaño bastante reducido y con puertas que dificultan la accesibilidad), tras recibirlo en casa y desenrollarlo, puede comenzar a utilizarse con normalidad pasadas las 3 ó 4 horas. Si bien es cierto que no recibiríamos todos los beneficios de sus materiales en primera instancia, pasadas 24 horas de haber recibido el modelo, este habrá recuperado todas sus propiedades.

Además de la practicidad, los colchones enrollados vienen con una ventaja aún más demoledora

Vale. Ya nos hemos quedado tranquilos. Entendemos el principal motivo por el cual nuestro nuevo colchón ha llegado a casa de manera enrollada. Además, ya sabemos que los profesionales dictaminan que estos no pierden ningún tipo de propiedad y beneficio respecto a los que pueden ser transportados en su forma original. Pero yo necesito saber más: ¿Existen otro tipo de ventajas al respecto? Las hay, sí. Y repercuten en algo tan fundamental como las condiciones de salubridad.

Se puede llegar a pensar que la única ventaja asociada a los colchones que están embalados al vacío es la facilidad que supone para el transporte y entrega. Sin embargo, además de que este tipo de compresión ayuda obviamente al espacio y al manejo, existe otro factor determinante como es el de la higiene.

Al estar aislados de todo tipo de bacterias, ácaros, humedad o cualquier inclemencia del tiempo, esto garantiza que durante su trasporte va a llegar en perfectas condiciones de higiene. Algo que vas a agradecer en corto y largo plazo.

Como ya hemos comentado con anterioridad, los colchones enrollados han supuesto una revolución que ha acabado repercutiendo en el precio final de los productos. Al comprimirlos de esta manera, en un mismo camión se pueden trasportar más colchones que si no estuvieran enrollados. Y siguiendo esta premisa, se produce un ahorro de combustible y los viajes son más rápidos. Pero además de todo esto, a la hora de descargarlos y subirlos a las viviendas, estos son mucho menos susceptibles de ser dañados o sufrir roturas, ya que caben perfectamente en ascensores y a través de cualquier puerta o pasillo. Y a la hora de su instalación en los dormitorios, basta con una única persona en lugar de los clásicos dos operarios de antaño.