Los básicos para preparar tu habitación para el verano

Jul 13, 2021 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Los días se van alargando y las temperaturas empiezan a ser muy agradables. Todo indica que ya tenemos el verano a la vuelta de la esquina. Aunque aún queda un poco para que llegue el calor sofocante, es buena idea ir preparando nuestras habitaciones y tenerlas a punto para pasar la temporada estival lo más cómodamente posible.

Después de esta primavera tan inestable que hemos tenido, pocas sorpresas nos esperan. Por eso, llegó la hora de cambiar edredones y mantas y vestir nuestras camas con tejidos que aporten frescura y transpirabilidad. Si quieres tener lista la habitación para que el verano no te pille desprevenido, te dejamos algunas ideas para conseguirlo.

Los básicos de la habitación para el verano

Acondicionar las habitaciones en el verano es una opción refrescante para soportar las altas temperaturas. Echa un vistazo a los básicos del verano.

Ropa de cama de algodón

Para vestir nuestras camas, las sábanas de algodón son ideales en cualquier época del año. La transpirabilidad que ofrecen permite evacuar el sudor y la humedad del cuerpo mientras estamos durmiendo. Además, aportan un aire fresco al conjunto del estilismo y combinan perfectamente con cualquier tipo de decoración.

Por eso, utilizar sábanas de algodón 100% es una de las opciones típicamente veraniegas. Tienen la ventaja de ser antialérgicas y son perfectas para las pieles más sensibles, por lo que son ideales para toda la familia.

En algunas ocasiones, las noches de verano pueden llegar a ser sofocantes. Para evitar que el calor se acumule en nuestras camas es aconsejable disponer de colchones transpirables. Y es que los sudores nocturnos y los sofocos propios de la menopausia son, entre otros, algunos de los factores que influyen negativamente en la obtención de un descanso reparador.

Además, es importante mantener la higiene de nuestros colchones para evitar la proliferación de bacterias y de esa manera conservarlos en buen estado durante la vida útil de los mismos. Por ese motivo, si eres muy sudoroso siempre puedes añadir a tu colchón una funda protectora para evitar las posibles manchas de sudor.

Accesorios naturales

El aspecto visual de nuestras habitaciones también influye en nuestro estado de relajación a la hora de irnos a dormir. Los dormitorios más bien despejados dan sensación de paz y tranquilidad. Por ese motivo, es conveniente retirar todo aquello que no sea imprescindible durante el verano.

Llegó la hora de que los edredones y los rellenos nórdicos pasen por la tintorería y dejarlos reservados para las épocas más frías. Aun así, si eres de los que prefiere darle a la cama un aspecto más vestido, puedes optar por las colchas de entretiempo y colocar encima cojines de diferentes tamaños y colores a juego con el estampado de las mismas.

En cuanto a los accesorios como por ejemplo las alfombras, no tienes que renunciar a ellas. Nuestro consejo es que te decantes por las de fibras naturales ya que decoran la habitación y aportan frescura a la vez. También puedes añadir plantas para completar la decoración del dormitorio. Dan el toque de color, purifican y revitalizan los ambientes.

Utilizar ventiladores

Aunque depende de la zona donde vivas, tal vez tengas que recurrir a ellos si la temperatura del dormitorio es demasiado elevada. Se ha comprobado que para obtener un descanso de calidad es mejor que el ambiente no esté demasiado caldeado.

Para evitarlo, siempre es conveniente airear la habitación por la mañana. Eso sí, si está orientada al oeste, intenta bajar las persianas y evitar que el sol caliente la habitación durante la tarde a no ser que quieras dormir en un “horno”.

Hoy en día puedes encontrarlos con temporizador incorporado para poder programarlos como mejor te convenga. Normalmente, cuando hace mucho calor, cuesta conciliar el sueño. Por ese motivo, puede ser una buena idea encenderlo antes de acostarnos y dejarlo en funcionamiento durante un rato.