Lo que nunca debes hacer para limpiar un colchón

Jun 29, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Aunque pensemos que no, limpiar el colchón puede ser tan importante como limpiar el resto de la casa. Al menos una o dos veces al mes sería lo ideal, utilizando la aspiradora para eliminar los ácaros.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no podemos dejar el colchón sin airear durante mucho tiempo. Ello puede deteriorar su estado y hacerlo más vulnerable a la exposición de ácaros y otros agentes patógenos. Utilizar una funda protectora o cambiar cada cierto tiempo la ropa de cama también ayudan a conservar su higiene. Otro buen consejo que debes saber es revisar la compatibilidad del colchón con el soporte.

 

Lo que nunca debes hacer para limpiar tu colchón

 

Por aquí te dejamos algunas cosas que hacemos mal a la hora de limpiar un colchón:

1. Utilizar materiales que puedan dañar el colchón sin consultar previamente con el fabricante.

A veces ocurre que el colchón tiene una mancha que no podemos quitar simplemente con agua o detergente para tapicerías. Lo normal cuando esto pasa es recurrir a remedios caseros: el vinagre blanco, la aspirina…

Sin embargo, es posible que el material del colchón se vea deteriorado si utilizamos estos productos. Por eso es importante asegurarnos antes de qué podemos utilizar y qué no deberíamos aplicar en nuestro colchón.

2. Aplicar un producto que no sabemos cómo va a reaccionar con el colchón.

Cualquier producto que vayamos a utilizar para limpiar nuestro colchón debería ser probado primero en una superficie pequeña de este. Si vemos que funciona, entonces podemos seguir aplicándolo por el resto de la superficie.

3. Limpiar el colchón sólo por un lado.

Es importante tener en cuenta que, aunque siempre es la misma parte la que está en contacto con nuestro cuerpo, de vez en cuando hemos de levantar el colchón para limpiarlo por completo. La aspiradora nos ayudará a eliminar los ácaros que están en contacto con la base o el somier.

como mantener una habitacion limpia

4. Utilizar siempre los mismos productos, no importa para qué

 

El colchón puede sufrir varios procesos por los que sea necesario limpiarlo. La primera y más habitual es que necesitemos quitar una mancha. Sin embargo, también es posible que queramos simplemente eliminar los olores del colchón. O puede que le haya salido moho.

Pues bien, para todo ello debemos utilizar productos diferentes:

  • Para quitar las manchas, podemos utilizar un detergente para tapicerías y un cepillo. En el caso de que sea sangre, también podemos utilizar agua oxigenada o vinagre blanco.
  • Para eliminar los olores utilizaríamos bicarbonato tras airearlo. Después, podemos pasar la aspiradora para eliminar los ácaros.
  • Por último, para eliminar el moho deberemos utilizar productos más fuertes, como el alcohol, la lejía o el vinagre.

5. Seguir aplicando productos superficiales si la mancha ya ha penetrado en las capas inferiores

Cuando una macha llega al interior del colchón, entonces ya no podremos eliminarla y es posible que se desarrollen bacterias y otros agentes patógenos para el organismo. Por ello, para proteger nuestra salud, lo mejor es que sustituyamos el colchón por uno nuevo.

6. Colocar las sábanas si alguna parte del colchón está mojada o húmeda

En el caso de que el colchón se haya ensuciado y hayamos decidido limpiarlo, ya sea con un detergente para tapicerías o con agua, debemos dejar que el colchón se airee hasta que la zona deje de estar húmeda.

7. No utilizar un protector de colchón

Algunas manchas, como las de sangre, pueden ser casi imposibles de eliminar en los colchones. Es por eso que lo que recomendamos es utilizar un protector de colchón contra la humedad y las manchas. Si utilizamos una funda para el colchón que transpire, no tendremos que preocuparnos tanto por cómo limpiar nuestro colchón. Como bien sabéis, el material transpirable Tencel es perfecto para proteger tu colchón.