Literas: Soluciones para los más pequeños

Mar 31, 2021 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS

Las habitaciones de los más pequeños de la casa son el sitio preferido en el que desarrollan sus actividades cotidianas. El problema es que, por lo general, casi nunca son lo suficientemente grandes para dar cabida a todo lo que necesitan en su día a día. Así, entre los juguetes, el material del colegio y los accesorios de las clases extraescolares, se necesita disponer del almacenaje suficiente para poder mantener un mínimo de orden.

Aunque normalmente los dormitorios de los adultos se suelen utilizar cuando nos queremos acostar, en el caso de las habitaciones de los niños se necesita un plus de comodidad para que puedan llevar a cabo otras actividades. Por eso, es conveniente equiparlas de forma que dispongan del espacio suficiente para dormir y poder realizar sus tareas.

Las literas pueden ser nuestras grandes aliadas para los dormitorios de los más pequeños de la casa. Además de agrandar las estancias, ofrecen otras ventajas con las que los niños quedarán encantados. Por eso, si estás pensando en renovar el aspecto de sus “guaridas”, puedes echar un vistazo a la versatilidad que nos ofrecen.

VENTAJAS DE UTILIZAR LITERAS EN LAS HABITACIONES INFANTILES

Espacio

Uno de los motivos por el que es una buena idea colocar literas es que permiten ampliar los metros disponibles de las habitaciones de los más pequeños. Se ahorra el espacio que ocupa otra cama y de esa manera, se consigue mayor amplitud que se puede aprovechar para otras actividades.

Con las literas puedes ganar el sitio que se necesita en el caso de que tus hijos compartan habitación. Además de las camas, hay que tener en cuenta que los niños necesitan de mesas de estudio, estanterías para sus libros y cajoneras para tener ordenados sus enseres personales.

En el caso de que sean más pequeños, disponer de un lugar para que puedan jugar es fundamental para el desarrollo de sus capacidades cognitivas. Además, de esa forma se evita tener el salón o el comedor lleno de juguetes y trastos, que solo van a crear una desagradable sensación de caos y desorden en tu casa.

Es aconsejable que, aunque sean pequeños, los niños puedan tener un lugar propio para que adquieran las responsabilidades que conlleva organizar una zona personal. Es una forma de inculcarles la obligación de hacerse cargo en la medida de lo posible de tener sus cosas ordenadas.

Versatilidad

En la actualidad, el mercado ofrece modelos de literas que nada tiene que ver con las antiguas estructuras metálicas o de madera de forma rectangular. A medida que ha pasado el tiempo se han ido perfeccionando de forma que en la actualidad son mucho más seguras y confortables.

Ahora podemos encontrar variedad de acabados en los que podemos acoplar diferentes tipos de mobiliario según nuestras necesidades estéticas. Por ejemplo, hay literas que solamente constan de una cama superior por lo que el espacio queda liberado para colocar debajo un escritorio, un armario o incluso un sofá donde poder descansar y jugar a la videoconsola.

Otras permiten plegar la cama inferior para aprovechar el espacio en el caso de que no se tenga que utilizar. Incluso algunos modelos constan de una estructura anexa que permite colocar una cama supletoria con lo que se optimiza toda la superficie de la habitación.

En cualquier caso, es una opción divertida ya se utilice por uno o más niños. Así, las literas en forma de casita o cabaña son la novedad del mercado más demandada. Además, tienen la ventaja que se pueden complementar con accesorios convirtiendo la cama en un juguete para la distracción de nuestros pequeños.

Creatividad

En el caso de compartir habitación, es una buena idea colocar literas porque ayudan a desarrollar los vínculos entre los hermanos. Se fomenta la complicidad entre los mismos sin perder la intimidad de cada uno de los durmientes sobre todo en el caso de que se trate de jóvenes adolescentes.

Las literas consiguen crear un rincón apetecible para que los más pequeños puedan utilizar el espacio y desarrollar su imaginación. De esa manera, el dormitorio se convierte en el lugar favorito en el que poder estar siempre que reciban la visita de amigos.

Cuando los pequeños crezcan y se hagan más mayores se pueden seguir utilizando. Con el simple gesto de cambiar los textiles y modificar los complementos conseguirás darles un toque más juvenil. ¡Apuesta por las literas!