Las ventajas de cada tipo de colchón

May 28, 2021 | TE INFORMAMOS

Cada persona es un mundo y tiene sus propias necesidades. Es por eso que, a la hora de elegir un colchón, vale la pena tener en cuenta no solo las prestaciones que necesitamos en él, sino también las ventajas que ofrece su composición.

En este sentido, resulta clave tener en cuenta que no es lo mismo un colchón de muelles que un colchón viscoelástico, por ejemplo. Tampoco nada tienen que ver estos dos tipos de modelos de colchón con los colchones de látex. Y es que cada tipo de colchón ofrece unas ventajas en concreto que no son comparables a los otros tipos.

 Ventajas de cada tipo de colchón

Como decíamos, cada tipo de colchón ofrece unas ventajas en concreto. Según el material del que esté compuesto (viscoelástica, espuma, látex o muelles), podremos vernos beneficiados en unos u otros aspectos. A continuación te explicamos las ventajas que ofrece cada tipo de colchón según su composición.

Colchón de muelles

Los colchones de muelles son una de las opciones más clásicas en lo que a completar nuestro equipo de descanso se refiere. Se componen de bloques de muelles que pueden distribuirse en varias formas. Se trata de un tipo de colchón que siempre ha sido popular gracias a las múltiples ventajas que ofrece.

Su alta firmeza

Por lo general, los colchones de muelles suelen ser bastante firmes. Sin embargo, esto depende del tipo de colchón, así como del tipo de muelles que contenga en su interior.

Su gran transpirabilidad

Los colchones de muelles resultan ideales sobretodo para aquellas personas que tienden a pasar calor durante la noche. Y es que el mecanismo de muelles en su interior permite que el aire pase entre estos, lo que resulta muy favorable para mantener una corriente de aire. Además, este tipo de colchones no aportan esa sensación de envoltura del cuerpo que sí presentan otros materiales. Es por eso que resultan tan recomendables para las personas calurosas, siendo los colchones más transpirables del mercado.

Son más ligeros que otros colchones

Aunque los colchones suelen ser por lo general algo pesados, los colchones de muelles se caracterizan por ser algo menos pesados que los de otros materiales.

Precio

Los colchones de muelles suelen ser una opción altamente económica, aunque su precio final depende principalmente de su composición.

Calidad superior

Los antiguos colchones de muelles normalmente creaban un gran efecto rebote, que hacía que los movimientos se transmitiesen de un lado al otro del colchón. Sin embargo, actualmente, los colchones de muelles se componen de muelles ensacados que permiten la independencia de lechos y evitan así este efecto rebote.

Colchones viscoelásticos

Los colchones viscoelásticos se caracterizan por poseer una “huella de memoria”, que aparece cuando se ejerce presión sobre ellos, y desaparece cuando se deja de ejercer. Así, los colchones viscoelásicos presentan varias ventajas:

Su adaptabilidad

Los colchones viscoelásticos son conocidos por adaptarse a la perfección a la forma de nuestro cuerpo. Esto hace que resulten no solo muy cómodos, sino también muy recomendables para aquellas personas que padecen problemas de espalda o que pasan mucho tiempo tumbados.

Alta durabilidad

Este tipo de colchones se consideran más duraderos que otro tipo de colchones, como pueden ser los de muelles.

Mejora de las condiciones físicas

Los colchones viscoelásticos también están especialmente recomendados para aquellas personas que, ya sea diariamente o de manera puntual, sufren dolores de espalda. Y es que los colchones viscoelásticos permiten eliminar los puntos de presión de nuestros músculos.

Termoadaptabilidad y termosensibilidad

La viscoelástica también es termoadaptable, es decir, se adapta a la temperatura de nuestro cuerpo. Esto provoca que la sensación de calor sea mayor si apoyamos nuestro cuerpo sobre un elemento que es capaz de adoptar nuestra temperatura. Así, esto puede resultar una gran ventaja sobre todo para aquellas personas que tienden a pasar frío durante la noche.

Independencia de lechos

Además, los colchones viscoelásticos también permiten disponer de independencia de lechos, o lo que es lo mismo, la capacidad de evitar que el movimiento de uno de los durmientes se traslade al otro.

Colchones de látex

Los colchones de látex también se caracterizan por ser una apuesta segura a la hora de realizar un cambio en nuestro equipo de descanso. En concreto, según su obtención y fabricación, existen distintos tipos de colchones de látex: naturales, sintéticos o 100% naturales.

Como podrás adivinar, el colchón de látex natural nos ofrece más beneficios en nuestro descanso que un colchón de látex sintético. Esto se debe a que el látex natural resulta más esponjoso, elástico y suave que el látex sintético.

En lo que a los colchones de látex natural se refiere, podríamos considerar como sus ventajas:

  • Permiten la independencia de lechos, aislando el movimiento.
  • Son hipoalergénicos.
  • Ayudan a mantener una correcta alineación de la espalda así como aliviar los puntos de presión.
  • Resultan fáciles de limpiar.
  • Reducen la exposición química, al estar fabricados con materiales naturales.
  • Es muy elástico, lo que garantiza una buena adaptabilidad al cuerpo.
  • Es respetuoso con el medio ambiente.
  • Presentan una alta durabilidad (aunque depende del colchón y del uso que le demos, el látex es un material duradero).

Además, los colchones de látex presentan el beneficio de ofrecer 7 zonas de descanso diferenciadas que resultan un alivio para los puntos de presión del cuerpo.

Los colchones de espuma

Por último, los colchones de espuma, fabricados con un núcleo de espuma o HR desarrollados para garantizar un buen descanso, también presentan sus propias ventajas. Y es que la espumación de estos colchones está fabricada bajo estándares de máxima calidad. La alta densidad de su espuma hacen que este tipo de colchones sean una gran idea para incluir en tu equipo de descanso:

  • Son aptos para utilizarse por las dos caras. Se recomienda voltearlos al menos una vez al mes de arriba abajo y de abajo a arriba para mantener su vida útil.
  • Pueden utilizarse sobre cualquier tipo de base. Además, son articulables y pueden ponerse sobre un somier articulado.
  • La densidad de este tipo de colchones garantiza un buen soporte, además de hacerlos cómodos y transpirables.

Como habrás podido observar, son muchas las ventajas que puede ofrecer cada tipo de colchón. En cualquier caso, la decisión sobre cual elegir es tuya. ¿Cuál se adapta mejor a tus necesidades? ¡No dudes en consultarnos si tienes alguna duda!