¿Las mujeres dormimos más los días que no trabajamos?

Oct 17, 2019 | MUJER

Dormir lo suficiente es fundamental para gozar de una buena salud física y mental: por eso pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo. De hecho, lo deseable para un adulto sería pasar de 7 a 9 horas diarias en la cama, siendo nuestro reloj circadiano el encargado de marcarnos los tiempos.

En realidad, casi nadie duerme todo el tiempo que debiera, lo que resulta más acusado entre las mujeres durante nuestros días de trabajo. Las rutinas domésticas y laborales que nos avasallan de lunes a viernes y no nos dejan seguir ese ritmo ideal.

El ajetreo diario desconcierta a nuestro reloj circadiano. Las profesiones muy sedentarias o demasiado activas, las preocupaciones, el cuidado de los niños y los dispositivos electrónicos hacen que nuestro sueño de entre semana sea deficitario: es la deuda de sueño.

Como si de una deuda económica se tratase, el déficit de sueño se va haciendo más y más grande. Si no cuidamos nuestro descanso como es debido, esa situación deficitaria incidirá directamente en nuestra salud, por lo que comenzará a resentirse la concentración, la memoria, el metabolismo y la inmunidad.

¿Se puede recuperar el sueño en los días que no trabajamos?

Es un hecho que las mujeres, quizás por arrastrar todavía un mayor cúmulo de responsabilidades, dormimos más los días que no trabajamos. ¿Sirve esto para recuperar el sueño perdido durante los días laborales? ¿Realmente nos permite saldar nuestra deuda de sueño?

Se trata de una creencia popular muy extendida que también ha despertado el interés de la ciencia. Entonces, eso de que dormir más los días que no se trabaja permite recuperar las horas de sueño que nos faltan, ¿es un mito o una realidad? Se trata de una verdad a medias.

 

DORMIR MÁS LOS DÍAS QUE NO SE TRABAJA: UNA MEJORA CORTOPLACISTA

Si nuestra deuda de sueño es pequeña (menos de 30 minutos diarios) es posible que dormir más los días que no se trabaja logre mitigar los efectos nocivos causados por ese déficit.

Pero si esa pérdida de sueño entre semana es severa (dormir menos de 5 horas diarias), estaremos gestando un problema que no podremos solventar con dormir más los días que no se trabaja. En tales casos procede indagar las causas del problema (cafeína, sedentarismo, ansiedad, etcétera) y ponerles remedio.

2 11

Las sesiones de sueño maratonianas no son buenas y, desde luego, no nos sirven para  prorratear ese déficit que hemos ido acumulando durante la semana. Si queremos ponernos al día durmiendo más los días que no se trabaja no deberíamos exceder de una o dos horas al día.

Ni los atracones de comida ni los de sueño son recomendables, ya que alteran seriamente nuestro ritmo circadiano y todo lo que este regula. ¿Por qué te crees que nos afecta negativamente el cambio de hora? Si eso nos pasa con una sola hora de diferencia, imagínate lo que sucederá si alteramos 4 o 5 horas de golpe.

Para gozar de un sueño reparador, ya sea durante nuestros días libres o laborales, es esencial contar con la mejor cama y accesorios del mercado, como los que te ofrecemos en Maxcolchon: la tienda física y online especializada en tu descanso.