Las mejores camas para dormitorios juveniles

May 18, 2019 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

El principal hándicap para llenar un dormitorio juvenil es conseguir distribuir correctamente el espacio sin que falte de nada. Durante esta etapa, los jóvenes crecen y el dormitorio que antes parecía grande ya no lo es. El espacio cada vez es menor y cada vez es más complicado tener una habitación que sea suficientemente grande para ellos. La cama que antes les venía bien, ahora se les queda corta, en una habitación donde cada vez hay más objetos. Son las consecuencias de pegar el estirón.

Para que el dormitorio no les venga pequeño, saber distribuir correctamente el espacio es vital. La cama, el armario, la mesa del escritorio para estudiar, los muebles y los objetos deben convivir en un lugar que va limitándose. Elegir la cama correcta es imprescindible para que el dormitorio juvenil sea el mejor. ¿Qué puntos debes tener en cuenta para elegir tu cama para una habitación juvenil?

Las claves para escoger camas juveniles

Antes que nada, será vital saber qué medidas necesitará la cama del dormitorio juvenil. Estos dormitorios suelen apostar por camas individuales, de 80, 90 o 105. El primer punto a definir en la cama es el colchón. La respuesta dependerá del durmiente y de las necesidades que tenga para su descanso. Pese a que en edad infantil se recomienda apostar por colchones firmes, que alineen bien la columna, en una etapa más avanzada es habitual buscar otras prestaciones. Que el colchón sea adaptable o que transpire –si el durmiente suda mucho es una gran opción- son dos factores que entran en juego.

Elegir el colchón es el primer paso para definir una cama juvenil, pero hay más puntos importantes a tener en cuenta

No obstante, es recomendable ir más allá del colchón, que de por sí es muy importante. Un punto vital para sacarle el máximo partido a tu dormitorio es el canapé abatible. Utilizar un canapé abatible te permitirá ganar un hueco extra para almacenar objetos. Los cajones del canapé te darán un espacio que permitirá organizar mejor la habitación. Como peculiaridad en camas individuales, puedes elegir un canapé abatible con apertura lateral. También puedes optar por una base tapizada, que te dará firmeza y elegancia, o un somier de láminas transpirable.

Tu cama juvenil, con estilo

Más allá del descanso, otro de los objetivos para el dormitorio es decorarlo con un estilo bien marcado. Además del colchón y el soporte, un elemento indispensable es el cabecero. Puedes elegir tu cabecero entre los distintos modelos del catálogo de cabeceros de Maxcolchon. Escoge el dibujo ideal, afina qué tapizado es perfecto y decide si puedes ponerlo de pie o colgado de tu pared. Vigila que la pared de tu dormitorio está preparada para un cabecero de cama colgado. Para este tipo de habitaciones es habitual apostar por diseños modernos y vanguardistas.

Camas para jovenes

Otro elemento importante para las camas juveniles es la ropa de cama, tanto interior como exterior. Es recomendable elegir unas sábanas cómodas y un edredón, colcha o funda nórdica que vaya a juego con el resto de tu habitación. En el catálogo de edredones puedes escoger entre distintos modelos para una cama individual. Para definir tu cama para dormitorio juvenil debes saber que esta debe convivir con el resto de la habitación. Los consejos para la cama de tu habitación están bien definidos. Busca la comodidad del durmiente, darle estilo al conjunto del dormitorio y consigue una habitación ordenada.