La temperatura ideal en casa para descansar en invierno

Feb 12, 2021 | TE INFORMAMOS

Con la llegada de la temporada invernal, necesitamos caldear el ambiente de nuestros hogares para contrarrestar las gélidas temperaturas del exterior. En estos casos, el uso de la calefacción nos ayuda a conseguir el confort necesario sobre todo cuando empieza a anochecer y el clima va volviéndose cada vez más frío.

Con más motivo, a la hora de irse a dormir necesitamos mantener una temperatura que nos permita descansar cómodamente sin necesidad de estar cubierto de demasiadas capas. Si bien la temperatura ideal es aquella en la que no tenemos ni frío ni calor, muchas veces resulta complicado ponerse de acuerdo en cuál es la más adecuada.

Así, mientras durante el día solemos mantener la calefacción en torno a los 20 grados, por la noche, cuando vamos a dormir, no es aconsejable tener un ambiente demasiado caldeado. Y es que, durante los ciclos del sueño, nuestro cuerpo varía su temperatura corporal de forma natural. Por eso, si la habitación está demasiado caliente, necesitaremos de un sobreesfuerzo para poder ajustarla.

El problema de dejar la calefacción encendida durante la noche es que en muchas ocasiones puede resultar perjudicial para disfrutar de un descanso efectivo y reparador. Por eso, se suele aconsejar que la temperatura ideal para dormir por las noches oscile entre los 15 y 19 grados con una humedad relativa aproximada del 60%.

Consejos para mantener la temperatura ideal

Si mantenemos la temperatura adecuada mientras descansamos, nos aseguraremos un sueño continuado sin molestos despertares continuos. Si quieres conseguir la temperatura ideal en casa para descansar en invierno, puedes echar un vistazo a las pautas que te proponemos.

Ventilar la habitación

Uno de los consejos a tener en cuenta para obtener una temperatura adecuada en los dormitorios es ventilar las habitaciones por las mañanas durante unos 10 o 15 minutos. Además de ser un hábito saludable, ayuda a eliminar los malos olores e impurezas del ambiente.

La circulación del aire facilita que se regule la humedad de las estancias y a la vez permitimos que los rayos del sol calienten y desinfecten las habitaciones de nuestros hogares.

Instalar ventanas herméticas

Es importante evitar que el frío y la humedad se filtren en nuestros dormitorios para poder mantener el ambiente caldeado. Para eso, las ventanas de doble cristal y correctamente selladas actúan de aislamiento contra la climatología extrema tanto por excesivo calor o por intenso frío.

Con el simple gesto de bajar las persianas cuando empieza a anochecer, se consigue atrapar el calor acumulado durante el día en las habitaciones. El sol es una fuente de calor natural que contribuye a caldear nuestros dormitorios si aprovechamos la orientación de los mismos. Además, un buen aislamiento térmico permite ahorrar en el gasto energético que siempre viene muy bien para nuestro bolsillo.

Apagar la calefacción antes de irse a dormir

A la hora de acostarse, conviene apagar la calefacción para evitar que se reseque el ambiente y mantener de esa forma la humedad necesaria. Sin embargo, en los casos que sea imprescindible su funcionamiento por las condiciones climatológicas de la zona, se aconseja bajarla uno o dos grados o bien instalar un termostato digital programable que mantenga una temperatura constante.

Otra de las opciones es colocar válvulas termostáticas en los radiadores. De esa manera, se permite elegir la temperatura que se prefiera según las necesidades de cada uno de los miembros de la familia.

Si no es necesario su uso, suele ser preferible dormir con un ambiente más bien frío que demasiado caliente. La razón es que científicamente se ha demostrado que de esa manera se obtiene un sueño profundo con mayor rapidez.

Colchones y ropa de cama transpirables

En cualquiera de los casos es imprescindible que tanto nuestros colchones como la ropa de cama sean transpirables. Con ello, se garantiza la evacuación del calor desprendido mientras se duerme y se consigue evitar la proliferación de ácaros y bacterias tan perjudiciales para nuestra salud.

Puedes echar un vistazo a la web de Maxcolchon y comprobar la extensa variedad de colchones de nuestro catálogo. Completa tu cama con fundas nórdicas 100% algodón y consigue la máxima comodidad en tus equipos de descanso. ¡Visítanos!