La postura correcta para dormir

Jun 29, 2020 | CONSEJOS, DESCANSO, POSTURAS DORMIR

Es bien conocido el hecho de que pasamos un tercio del día durmiendo en la cama. Dormir resulta clave para que nuestro cuerpo funcione con normalidad al día siguiente. Sin embargo, a veces, el descanso que llevamos a cabo cuando dormimos no es lo suficientemente reparador, y esto puede deberse a diferentes causas.

Una de las causas más habituales por las que no llegamos a descansar bien son los dolores cervicales, lumbares y/o musculares que surgen al dormir mal. Estas incomodidades pueden surgir cuando, en vez de relajar la musculatura de nuestro cuerpo al dormir, hacemos justo lo contrario: acumular tensiones. Así, cuanto más tiempo se pasa en la cama intentando dormir, más dolores surgen y menos se descansa.

Las tensiones acumuladas pueden surgir por varias razones. Un colchón en mal estado puede ser uno de los problemas por los que se den estas tensiones, pero esta no es la única razón: una postura correcta para dormir puede ser clave para tener un descanso reparador y evitar los dolores musculares.

¿En qué postura no es recomendable dormir?

Aunque parezca que cualquier posición es válida para nuestro descanso, lo cierto es que hay algunas posturas más recomendadas que otras. En concreto, hablamos de la peor posición para dormir: boca abajo.

Esta posición puede ser perjudicial para nuestra espalda y nada beneficiosa para nuestra salud en general. Esto puede tener varias causas: principalmente, esta postura no favorece que la columna vertebral esté recta. Durmiendo boca abajo haremos que nuestra columna padezca una rotación excesiva, lo que puede provocar que los músculos, articulaciones y los nervios de los diversos niveles de la columna puedan verse dañados. Por lo tanto, lo mejor será evitar esta postura si no queremos arriesgarnos a sufrir problemas musculares tales como lumbalgias o tendinitis.

Posturas en las que es algo más recomendable dormir

Ya ha quedado claro que dormir boca abajo es, definitivamente, una postura incorrecta para dormir. Pero, ¿qué hay del resto de posiciones? Lo cierto es que las siguientes posturas son algunas de las más comunes para dormir, pero no están indicadas en muchos casos:

Posición boca arriba

Se trata de una de las posiciones más utilizadas a la hora de descansar, así como una de las más preferidas. Lo cierto es que puede resultar una postura apta para disfrutar de un buen descanso en algunos casos, pero existen varias excepciones.

Por ejemplo, en el caso de las embarazadas, dormir boca arriba puede causar problemas en la circulación y en su espalda. Además, esta posición tampoco está recomendada para aquellas personas que sufren apnea del sueño. En este caso, los expertos advierten que los ronquidos pueden empeorar cuando estas personas duermen boca arriba.

Posición hacia el lado derecho

Dormir hacia el lado derecho, así como dormir hacia el lado izquierdo y boca arriba, es una de las posiciones más comunes que adoptamos al irnos a dormir. Sin embargo, lo cierto es que, aunque no tiene porqué causar ningún problema en concreto, esta postura no es la más recomendada en lo que al descanso se refiere. Entonces, ¿cuál es la postura correcta para dormir?

La postura correcta para dormir: hacia el lado izquierdo

Hasta hace poco, se pensaba que la postura que cada uno adoptaba al dormir era simplemente una cuestión de preferencias. Sin embargo, lo cierto es que la ciencia ha podido determinar que existe lo que se considera como la postura correcta para dormir: hacia el lado izquierdo. Más técnicamente, la postura decúbito lateral izquierdo.

Al parecer, según una investigación publicada en la revista The Journal of Neuroscience, esta posición hacia el lado izquierdo de nuestro cuerpo resultaría la mejor para descansar debido a que contribuye al sistema cognitivo, y podría prevenir la aparición de problemas tales como la enfermedad de Alzheimer.

Además, dormir hacia el lado izquierdo resulta beneficioso para aliviar la acidez estomacal (especialmente en el caso de las embarazadas, tanto para su descanso como para el feto). Esto se debe a que, en esta posición, se apoya la columna vertebral y el cuello, favoreciendo así un descanso más reparador.

Ahora que sabes que la postura más correcta para dormir es hacia el lado izquierdo, puede que quieras mantenerte el máximo tiempo posible en esta posición. Por nuestra parte, te invitamos a que trates de hacerte consciente cuando te vas a dormir y trates de ponerte desde un principio hacia el lado izquierdo. Lo mismo cuando te despiertes en medio de la noche. ¡Tu salud puede verse beneficiada de ello!